América Latina En 2010, la región más peligrosa para el ejercicio del periodismo

En un comunicado suscripto por su presidente, Celso Schröder, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC), dio a conocer que treinta y cinco periodistas han sido asesinados en Latinoamérica durante el 2010, lo que la convierte en la región más peligrosa para el ejercicio periodístico.

México (14), Honduras (10) y Colombia (7), son los países con mayor tasa de crímenes y más altos grados de impunidad. Para la FEPALC estos han sido doce meses de ejercicio periodístico en un entorno de agresiones y persecución, precarización de condiciones laborales, despidos masivos y cierre de medios de comunicación.

Es especialmente preocupante la situación en México que es azotado por una guerra entre cárteles del narcotráfico con al menos veinte mil civiles muertos, sesenta y siete reporteros victimados desde el año 2000, tres periodistas desaparecidos durante el año y la ausencia de mecanismos eficaces para proteger a la prensa.

Entre tanto, en Honduras, los homicidios ocurrieron durante el gobierno de facto de Porfirio Lobo, quien asumió el poder el 27 de enero del 2010, tras meses de violencia desatados luego del golpe de Estado que derrocó al presidente constitucional, Manuel Zelaya. Siguen en la lista a los anteriores Ecuador y Brasil con dos casos de asesinatos respectivamente y Guatemala con uno. La tendencia a deslegitimar la causa de los asesinatos rige como factor común en los crímenes.

El argumento frecuentemente utilizado por la oficialidad para desvirtuarlos es pretender establecer como móvil de los mismos la “delincuencia ciudadana” -robo- o razones de índole “pasional”.

El informe de la FEPALC, señala por otra parte, que fueron documentadas de enero a septiembre 113 agresiones en Venezuela contra la prensa y en Colombia se registraron nuevas evidencias de la persecución y seguimiento sistemático e ilegal a periodistas y medios de comunicación por parte de la policía secreta en Colombia, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), que reporta directamente a la Presidencia de la República.

La desregularización laboral fue sentida particularmente en Colombia, Perú, República Dominicana, Chile y Venezuela. En Colombia, las violaciones a los derechos de los trabajadores han convertido a la mayoría de periodistas en vendedores de publicidad y en frecuente objeto del chantaje gubernamental con la pauta, siendo así un nuevo mecanismo de silenciamiento. En Perú, centenares de periodistas han perdido sus empleos, argumentando reducción en las planillas de personal, cambios tecnológicos, racionalización de los gastos de producción o simplemente por déficits financieros.

Los más afectados por las políticas antilaborales son aquellos periodistas con antigüedad y que perciben mayores salarios. En República Dominicana, a la fecha, se han cerrado al menos ocho medios de comunicación durante el periodo electoral. Chile, enfrenta el cierre del diario La Nación que afectaría a 600 familias de trabajadores que serían despedidos por la determinación política del gobierno de Sebastián Piñera, ya que el Estado es dueño del 69% de las acciones del medio. El gobierno de Piñera ha suspendido la edición impresa del diario, manteniendo sólo su versión electrónica, pese a la existencia de solicitudes de no innovar en sede judicial. Con igual ímpetu que ante los asesinatos y la desregulación laboral, la FEPALC denuncia la alta concentración de medios como una de las principales agresiones contra la libertad de expresión y la libertad de prensa, a través de campañas y la participación en la definición de marcos regulatorios nacionales e internacionales por la democratización de la comunicación en Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Los conglomerados de medios en pocas manos constituye una amenaza contundente para la democracia duramente conquistada en los últimos años, socava la diversidad, el pluralismo, la calidad informativa y la identidad cultural de nuestros pueblos, finaliza la comunicación de la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe, que integra la FATPREN. Trabajadores de Prensa asesinados en la región durante 2010: Brasil

  • Clovis Silva Aguiar (TV Capital)
  • Francisco Gomes de Medeiros (Radio Caicó AM)

Colombia

  • José Carlos León Barbosa (TV Ocaña)
  • Clodomiro Castilla Ospino (La Voz de Montería)
  • Mauricio Medina Moreno (CRIT 98.0 FM Estéreo)
  • Arsenio Zambrano Ocampo (Fotoperiodista independiente)
  • Oscar Rubio Cárdenas (Columnista, La Patria)
  • Víctor Julio Sánchez (El Extra)
  • Rodolfo Maya Aricape (Radio comunitaria Payumat)

 Ecuador

  • Jorge Santana Carbonell (Semanario Tribuna)
  • Mayra Emilia Aguilar Dueñas (Milagro City TV)

Guatemala

  • Víctor Hugo Juárez (Wanima News, Guatemala Empresarial)

Honduras

  • Joseph Hernández Ochoa (Canal 51)
  • David Meza Montesinos (Radio América)
  • Nahúm Palacios Arteaga (Canal 5)
  • José Bayardo Mairena Ramírez (Canal 4 R.Z. Televisión – Radio Excélsior)
  • Manuel de Jesús Juárez (Canal 4 R.Z. Televisión – Radio Excélsior) Luis Antonio Chévez Hernández (Radio W105)
  • Jorge Alberto Orellana (Televisión de Honduras)
  • Luis Arturo Mondragón Morazán (Canal 19) Israel Zelaya Diaz (Radio Internacional)
  • Henry Suazo (Cable Visión del Atlántico, Radio HRN, Canal 6)

México

  • Valentín Valdés Espinoza (Diario El Zócalo de Saltillo)
  •  José Luis Romero (Radio Línea Directa) Jorge Ochoa Martínez (Diario El Sol de la Costa)
  • Jorge Rábago Valdez (La Prensa) Evaristo Pacheco Solís (Revista Visión Informativa)
  • Enrique Villicaña Palomares (La Voz de Michoacán)
  • Guillermo Alcaraz Trejo (Productor audiovisual y camarógrafo independiente)
  • María Isabella Cordero (Ex corresponsal de Televisa, periodista de la Cámara de Comercio local)
  •  Juan Francisco Rodríguez Ríos (El Sol de Acapulco)
  • María Elvira Hernández Galeana (Periodista independiente)
  •  Hugo Alfredo Olivera Cartas (El Día de Michoacán)
  • Marco Aurelio Martínez Tijerina (Radio La Tremenda)
  • Luis Carlos Santiago Orozco (El Diario de Juárez)
  •  Carlos Alberto Guajardo Romero (El Expreso)

 

Por todos nuestros compañeros asesinados: estamos de pie y más presentes aun, ustedes nos dan fuerzas para seguir en esta tarea de informar, cada uno desde su espacio, puede ser grande o pequeño, pero es nuestro espacio, y también es el espacio del que lee o escucha, del que se comunica por teléfono, o entra en la actualidad por mensajes de textos o Internet y nos cuenta lo que ocurre en su barrio, en su vida. Somos ese lazo que une, no deseamos separar a nadie, somos periodistas independientes. No pertenecemos a ningún monopolio. No los vamos a olvidar y sus muertes no serán en vano, somos una voz que no cesará  jamás.

Ecología

Nuevas redes humanas diseñadas para la producción sostenible

 La creación de redes humanas sinérgicas agrupadas en torno a una filosofía como parte del diseño de una agricultura sostenible se ha convertido en una alternativa cada vez más usada y exitosa dentro de comunidades a lo largo y ancho del mundo. En este andar de la humanidad para generar el alimento y cubrir sus necesidades básicas, que viene desde hace mucho tiempo, pasamos por el conuco hasta la gran producción tecnificada en masa y algunos, habiendo llegado allí, han decidido voltear su mirada y su acción hacia sistemas de cultivo a menor escala, integrados con otras áreas pero más sostenible y con producción lenta.
Permacultura
La agricultura permanente o Permacultura, se ha definido como el diseño de hábitats humanos sostenibles mediante la emulación de los patrones observados en la naturaleza. Son diseños que enlazan agricultura, arquitectura y ecología.

Uno de sus creadores –Mollison, australiano de nacimiento (1988)-, la ha definido como el diseño consciente y mantenimiento de ecosistemas agrícolas productivos, los cuales tienen la diversidad, estabilidad y resistencia de los ecosistemas naturales. Es la integración armónica del paisaje y la gente produciendo comida, energía, cobijo y otras necesidades no materiales de una manera sostenible. Surgió paralelamente al método de “Agricultura natural”, cuyo autor es el japonés Masanobu Fukuoka, interpretando a la agricultura de una forma completamente diferente, interactuando inteligente, respetuosa, productiva y creativamente con los ecosistemas.
La idea primordial de Mollison fue la de dotar a grupos de personas con muy escasos recursos, con ideas y técnicas para el autoabastecimiento, independizándose de los procesos industrializados a los cuales no tienen acceso.
Este diseño tiene un enfoque sistémico en el marco de la preservación del hábitat y lejos de la acción lineal, que no soluciona los problemas sino que los traslada en el tiempo y en el espacio llegando a conclusiones equivocadas, toma en cuenta los elementos que conforman el sistema de producción –redes humanas, diseño, eficiencia energética, energías renovables, manejo de las aguas, escalas, entorno, recursos, etc.-, las relaciones entre ellos en el tiempo y se abre tanto a nuevas tecnologías como a conocimientos ancestrales.
Conceptualización de la Permacultura
La permacultura se representa conceptualmente como una flor, imaginémonos una margarita cuyo centro está formado por los principios éticos y de diseños, y cada dominio de acción está representado por sus pétalos: educación ambiental y cultura, economía y finanzas, bienestar físico y espiritual, tenencia de la tierra y gobierno comunitario, manejo de la tierra y naturaleza, ambientes construidos y herramientas, y tecnologías.
Ética de la Permacultura
La ética de la permacultura o centro de la flor, como se representa simbólicamente, la constituyen las creencias morales y acciones en relación a la sobrevivencia del planeta como sistema natural. Tiene tres componentes: el cuidado de la tierra, el cuidado de la gente y la distribución justa de los excedentes y capacidades.

Cuidado de la tierra
Es el cuidado de todos los recursos de la tierra. Se considera a la tierra como un sistema complejo formado por factores independientes de los que no conocemos en su totalidad las relaciones entre ellos, por lo que un comportamiento respetuoso mantendría el equilibrio entre sus partes. Todos sus componentes tienen un valor intrínseco, más allá de su precio en moneda, por lo tanto para ser sostenible el sistema llamado tierra se tiene que considerar su permanencia en el largo plazo y los flujos de energía entre los factores fundamentales para la vida.
Cuidado de la gente
Este es un componente social que toma en cuenta los derechos de las personas y su derecho como comunidades y pueblos a decidir sobre sus vidas; así involucran todas las necesidades básicas, y se evidencian los equilibrios entre libertad y responsabilidad, y entre tomar para cubrir necesidades y tomar más de lo necesario hasta poder a llegar a destruir con técnica a gran escala. Invoca a la justicia social estableciendo que todos los seres tienen el mismo derecho y acceso tanto a los recursos naturales como al conocimiento.
Distribución justa de los excedentes y capacidades
Una vez cubiertas nuestras necesidades básicas podemos ayudar a otros y construir una cultura solidaria basada en la cooperación más que en la competencia. Esto incluye ser solidarios con otros a través del tiempo, es decir a las descendencias de los actuales pobladores de las tierras.
La Permacultura en la actualidad
En esto momentos, la Permacultura sigue siendo un concepto en construcción, se ha desarrollado como un fuerte movimiento de contra cultura a nivel mundial y se considera como un concepto emergente producto de la búsqueda de alternativas a la sobreexplotación de los recursos naturales. Por su conceptualización ética no está arraigada a un espacio geográfico, más bien es eje transversal a lo humano, a lo ecológico y a lo económico.

 

Bill Mollison (1928, Tasmania, Australia) es un investigador, científico, profesor y naturalista conocido como ‘padre de la permacultura‘, un sistema de diseño integrado desarrollado conjuntamente con David Holmgren que enlaza agricultura, horticultura, arquitectura y ecología, avanzando en su conexión con sistemas económicos, estrategias de acceso a las tierras y sistemas legales para empresas y comunidades. Recibió el premio Right Livelihood Award en 1981 junto con Patrick van Rensburg.