Marta Minujín. Obras 1959-1989

Curadora invitada: Victoria Noorthoorn, quien sostiene: “…El objetivo principal de esta exposición es acercar al público la complejidad, coherencia y densidad crítica de una obra que conocemos poco y enfatizar su pertinencia contemporánea…”

Marta Minujín nació en Buenos Aires en 1943 y desde sus 12 años trabaja en arte.

A lo largo de su carrera obtuvo 17 becas (Guggenheim y Rockefeller, entre otras). Comenzó su formación académica en la Escuela de Bellas Artes de Buenos Aires y a los 16 años ya compartía el caldero del arte local con Alberto Greco, Jorge de la Vega y Pablo Suárez, entre otros grandes artistas. Descubierta por Aldo Pellegrini, atravesó múltiples experimentaciones en búsqueda de su propio lenguaje vinculándose con artistas informalistas y del Nouveau Réalisme, el crítico Pierre Restany, Lourdes Castro y Alejandro Otero; la vanguardia estadounidense y los medios de comunicación de masa en ese país, Andy Warhol, Allan Kaprow y Wolf Vostell; y con Jorge Romero Brest, entre otros.

Durante los años 70 realizó en Nueva York una importante serie de happenings y en los años siguientes sus acciones indagaron la conciencia latinoamericana. Al finalizar la década, desarrolló proyectos de participación masiva, obras que cuestionan la rigidez de los grandes mitos,  problemática que la artista asimismo aborda en las esculturas que realiza desde principios de los años 80; mientras que en 1999 el Museo Nacional de Bellas Artes organizó una primer exposición antológica de su obra, con curaduría de Jorge Glusberg.

 

Malba propuso el cierre del 2010 y el comienzo del 2011 con una retrospectiva de la artista argentina Marta Minujín con una selección de cien de sus obras más representativas de las décadas del ´60, ´70 y ´80. Curada por Victoria Noorthoorn, la exposición invita al público a interactuar con estas piezas de arte realizadas en varias partes del mundo.

 

Cronológicamente organizada, esta exposición incluye: pinturas de 1959, tempranas obras informales, ambientaciones multicolores de 1964 y 1965, trabajos sobre los medios de comunicación en 1966, experiencias hippies de 1968, óperas ficcionales en 1972, proyectos de crítica sobre la realidad latinoamericana durante los tardíos años 70 para luego extenderse a sus proyectos de participación masiva.

 

El diseño expositivo presenta un formato afín a la vorágine de Marta Minujín, con paneles curvos y diagonales que invitan a introducirnos en su laberinto creativo, y también incluye obras pertenecientes a colecciones públicas y privadas, 20 proyecciones con registros fílmicos, la reconstrucción y recreación de obras históricas e importantes documentos del prolífico archivo de la artista. 

Recambio de lamparitas

Cinco por medidor

El Municipio de La Matanza ha sido reconocido por el Gobierno nacional por su compromiso con el PRONUREE que hasta ahora logró un ahorro de energía de 20 megavatios.

El Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía se viene implementando desde 2009. En una primera etapa, se realizó, en todo el distrito, casa por casa, el intercambio de unas 650.000 lámparas de bajo consumo por incandescentes.

En esta oportunidad, el Gobierno nacional premia al distrito con unas 2.000.000 de lamparitas de bajo consumo para ser canjeadas por incandescentes en toda La Matanza.

Esta vez la apuesta es aún mayor y se realizará el intercambio de cinco lámparas de bajo consumo por medidor. Desde mañana personal municipal a través de las distintas delegaciones municipales y en conjunto con las subsecretarías de servicios públicos municipales llevarán las lámparas al vecino.

Para seguridad del vecino, el intercambio de lamparitas se puede realizar a puerta cerrada, a través de la reja o por la ventana. En el momento en que las entreguen,  las cinco lámparas incandescentes serán rotas, y se les entregará la misma cantidad de lámparas de bajo consumo.

Colaborarán con el operativo la Patrulla Municipal, y estará avisado el personal de Gendarmería y el de la Policía Bonaerense.

Mañana martes a partir de las nueve de la mañana comienza la distribución simultánea en todo el distrito, que se hará todos los días de la semana.

Con la instalación y el uso de estos 2 millones de lámparas de bajo consumo se estima que La Matanza ahorrará la misma cantidad de energía que produce una central nuclear.

En este operativo, a diferencia del primero, no se prevé una segunda vuelta si no se encuentra a nadie en el domicilio. Por ese motivo se pide la colaboración del vecino.