Con Hernando, 20 localidades ya restringen fumigaciones

Aprobó una ordenanza que limita el uso de agroquímicos en campos pegados al área urbana. Unos 20 municipios cordobeses ya han dictado normas similares.

Hernando- Hernando-1

Hernando. Una nueva localidad se ha sumado a la veintena que en Córdoba han dictado ordenanzas propias que restringen las fumigaciones con agroquímicos en campos vecinos a la zona urbana, con mayores limitaciones que las que impone la propia ley provincial sancionada en 2004.

Hernando se suma a ese lote luego de haber aprobado sus concejales, por cuatro votos a tres, la creación de una “zona de resguardo ambiental”, pegada al área urbana, en la que sólo se permitirá “una aplicación cada dos años” de agroquímicos clasificados como “banda verde”, es decir los tipificados como clase toxicológica 4, considerada la menos riesgosa por las leyes nacionales.

Entre los productos de esa clase figura el glifosato, el más utilizado en los cultivos actuales de la región.

Fuera de la zona de resguardo, es decir, más allá de los 500 metros de la zona urbana habitada, se permitirá el uso únicamente, aunque sin limitar aplicaciones, de los productos de banda verde (pero no los tipificados como banda amarilla, azul ni roja). (La Voz)

Anuncios

Francisco pidió rezar para que liberen a las más de 200 niñas secuestradas en Nigeria

A través de su cuenta de Twitter, Francisco se sumó a la campaña internacional BringBackOurGirls. “Unámonos todos en la oración por la inmediata liberación de las estudiantes”, escribiópapa

“Unámonos todos en la oración por la inmediata liberación de las estudiantes secuestradas en Nigeria”, publicó este sábado en su cuenta de Twitter el Sumo Pontífice sumándose así a la campaña internacional que pide por la liberación de las jóvenes estudiantes

Días atrás, en declaraciones la emisora Radio Vaticano, el vocero de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, ya se había manifestado respecto a este tema. Lamentó que “el secuestro de las jóvenes se añada a las otras formas horribles de violencia que caracterizan desde hace tiempo la actividad de ese grupo en Nigeria”.

En la nota, Lombardi sostuvo que “la negación de todo respeto por la vida y la dignidad de las personas, incluidas los más inocentes, vulnerables y sin defensa, exige una condena muy firme“.

Para el Vaticano se trata de “humillaciones increíbles”. “Nos unimos a los numerosos llamamientos a favor de su liberación”, dijo.

Una de las víctimas que logró escapar relató que sufren hasta 15 violaciones diarias

El drama de las 200 jóvenes nigerianas que han caído en manos del grupo radical islámico parece no tener fin. Fueron raptadas cuando asistían a la escuela local del distrito de Chibok, en el estado de Borno, y gracias al testimonio de una de ellas que logró escapar el mundo ha dado cuenta de los vejámenes sufridos a manos de los miembros de la secta, que incluyen sufrir hasta 15 violaciones diarias.

Ayuda internacional

Un grupo de expertos de el Reino Unido y los Estados Unidos llegaron este viernes a Abuya para ayudar a buscar a más de 200 niñas nigerianas que fueron secuestradas por la milicia radical islámica Boko Haram.

Tanto los enviados norteamericanos como los británicos se unieron al grupo de tareas ya existente, que trabaja para hallar a las jóvenes que fueron sustraídas de un colegio en el noreste del país, asolado por los terroristas cuyo jefe comunicó la intención de “venderlas como esclavas”.

“Nuestro equipo ‘interagencias’ en Nigeria van a estar trabajando con el gobierno del presidente Goodluck Jonathan para hacer todo lo que sea posible para recuperar a estas chicas”, dijo el secretario de Estado John Kerry.

Por su parte, el Foreign Office indicó que “el equipo va a analizar no sólo los incidentes recientes, sino también soluciones antiterroristas a largo plazo para evitar ese tipo de ataques en el futuro y derrotar a Boko Haram en el futuro”.

Se trata de especialistas de ministerios como Defensa, Desarrollo Internacional o Asuntos Exteriores, que se dedicarán a asesorar a las autoridades locales sobre la respuesta a secuestros y terrorismo, pero no se implicarán en operaciones sobre el terreno. (Infobae)

Obra de Van Gogh perdida hace 40 años estaba en una caja fuerte

Se trata de “Ciprés, cielo y campo” y está fechada en 1889. Su rastro se perdió en la década de los 70 en Austria

Obra de Van Gogh perdida hace 40 años estaba en una caja fuerte

Foto referencial. (Reuters)

Madrid (DPA). La Agencia Tributaria española descubrió durante la apertura de una caja de seguridad embargada a un defraudador una obra de Vicent Van Gogh desaparecida hace 40 años, según informó hoy el diario español “El Mundo”.

Se trata de “Ciprés, cielo y campo” y está fechada en 1889. Su rastro se perdió en la década de los 70 en el Kunsthistorisches Institut de Viena (Austria).

El hallazgo tuvo lugar en el marco de una operación del fisco español para decomisar más de medio millar de cajas de seguridad cuyos dueños suman deudas con Hacienda de más de 300 millones de euros (más de 400 millones de dólares).

En concreto, la caja que contenía el lienzo se abrió el pasado mes de diciembre en presencia de su titular, quien en ese mismo momento reveló que era una obra de Van Gogh.

Según fuentes cercanas a la investigación citadas por “El Mundo”, el deudor dijo que el dueño de la obra es un millonario extranjero y que él era un “mero depositario” desde que el cuadro fue trasladado a España en el año 2010.

A falta de la confirmación definitiva por parte de las autoridades españolas, dos peritos certificaron en abril la más que probable autenticidad de la pintura. Comprobaron que en su reverso figuran tres sellos: el más reciente, con fecha de 1974, corresponde al Kunsthistorisches Institut de Viena.

Según publica el diario español, el lienzo se pintó probablemente durante la estancia del artista holandés en el manicomio francés de Saint Rémy de Provence, meses después de mutilarse el lóbulo de la oreja izquierda.

Inventan plástico que se ‘autorepara’

El polímero, desarrollado en la Universidad de Illinois, está inspirado en el sistema de coagulación del cuerpo humano.

Inventan plástico que se 'autorepara'
El polímero puede cerrar un agujero de 35 milímetros en 20 minutos. (Foto: mjtmail/Flickr)

Smartphones

Un nuevo avance en los plásticos ‘autocurativos’ permitirá en el futuro que los smartphones, tuberías e incluso satélites espaciales rotos se reparen a sí mismos.

El nuevo polímero, desarrollado por los científicos de la Universidad de Illinois, es 100 veces más fuerte que los plásticos ‘autocurativos’ diseñados previamente, lo cual le permite reparar agujeros de 3 centímetros de ancho, informó BBC News.

Los inventores del material se inspiraron en el sistema de coagulación de la sangre en el cuerpo humano, llenando el nuevo material con un sistema vascular sintético capaz de distribuir el agente reparador líquido necesario para arreglar los agujeros.

Al recrear una red similar al sistema vascular humano, desarrollaron una manera mucho más rápida que las anteriores para distribuir los productos químicos de curación, que ahora llegan en dos corrientes diferentes y se combinan para difundir una sustancia gelatinosa sobre el área afectada.

Cuando el gel se endurece, el plástico recupera alrededor del 62% de su estructura original. “El gel llenó una grieta de más 35 milímetros en 20 minutos, y el funcionamiento mecánico fue restaurado en tres horas”, explicó el profesor Scott White, uno de los investigadores principales.

Aunque el avance es realmente impresionante, el equipo señaló que se requiere más investigación y un sistema de distribución aún más eficaz antes de que el plástico pueda repararse a sí mismo después de rupturas más devastadoras. Según esperan los científicos, en el futuro este material podría ser capaz de repararse a sí mismo después de ataques de bala e incluso de daños por bomba. Fuente: RT en español

Miguel Brascó

Murió el escritor, periodista santafesino

y especialista en vinos Miguel Brascó

En Santa Fe perteneció al grupo de artistas santafesinos “Espadalirio” fundado en 1945, dirigió una emisora radial, hizo teatro, jazz y tradujo a poetas alemanes e ingleses.

Genio y figura. El santafesino fue, además, abogado, dibujante y editor.

Miguel Brascó, un reconocido escritor, humorista, dibujante, editor, crítico y sibarita argentino que se desempeñaba principalmente como especialista en vinos y comida gourmet, falleció ayer a la mañana a los 88 años, luego de permanecer internado durante más de tres semanas a causa de un accidente cerebro vascular.

Brascó trabajó en revistas como editor, participó en grupos selectos de artistas y además era abogado y periodista de larga data, a la par que fue un agudo observador de la realidad argentina y mundial, de sus hábitos y tendencias.

Nació el 14 de septiembre de 1926 en la localidad santafesina de Sastre donde estudió en el Colegio Nacional, estudió abogacía en la Universidad Nacional del Litoral y cursó el posgrado de derecho en Universidad Central de Madrid con Carlos Bousoño y Vicente Aleixandre.

En Santa Fe perteneció al grupo de artistas santafesinos “Espadalirio” fundado en 1945, dirigió una emisora radial, hizo teatro, jazz y tradujo a poetas alemanes e ingleses.

Brascó publicó un libro de cuentos, “Criaturas Triviales”; uno de vinos, “Anuario Brascó”, con Fabricio Portelli, cuatro de poesía y la novela “Quejido Huacho”, que le dio la oportunidad de entrecruzar sus registros y sus saberes, mundanos, periodísticos y literarios.

Fue amigo personal de Quino, hacia 1962 habían compartido páginas en las revistas “Tía Vicenta” de Juan Carlos Colombres (“Landrú”) y “Cuatro Patas”, una creación de Carlos del Peral.

Desde mediados de la década del 70 y el principio de la del 80 fue Director Editorial de la revista Diners, Ego y Status, donde reunió dos de sus pasiones más acendradas: el erotismo y la gourmandise, en crónicas fotográficas y relatos de bon vivant redactados con su particular estilo, plagado de imaginación y humorismo, enriquecidos por sus característicos dibujos.

Además fue secretario del selecto club Epicure en el Hotel Plaza de Buenos Aires durante 15 años, amigo del Gato Dumas, Astor Piazzolla, Julio Cortázar y coautor de la canción Santafesino de veras junto a Ariel Ramírez y del triunfo de estilo anticolonialista “La Vuelta de Obligado”, con música de Alberto Merlo. Vivió en Perú, Suecia, Holanda y España.

En su vasta carrera que le valió en 1984 el Diploma al Mérito Konex de los Premio Konex en el rubro Literatura de Humor, ha editado, además, revistas-objeto como Claudia o Cuisine & Vins, entre otras publicaciones.

En el canal Gourmet realizó cortos con comentarios enológicos y anécdotas, en los que relataba historias de vinos y de lugares famosos por sus cosechas, en especial de la Argentina.

“Mi generación fue rescatada por Borges de la prosopopeya del lenguaje acartonado de Enrique Larreta y los escritores de esa época. Obviamente, Argentina tiene muchos antecedentes de literatura casi conversada”, rememoraba y destacaba que “hay una tradición en el país de escribir como se habla, que fue lo que impuso primero Macedonio Fernández y después Borges”.

Reconocía que escribía como hablaba y logró “una mezcla curiosa de lenguaje muy popular, mezclado con lenguaje muy culto. Ese mix es lo que da esa cosa rara que tiene mi estilo”.

El escritor, padre de tres hijos, comenzó en la crítica literaria en la década de 1960 cuando se hizo cargo de la sección Buen Vivir en la revista Claudia, una publicación dedicada al público femenino que tenía gran aceptación en esa época.  (La Capital)

Cristina y la Iglesia

Cristina y la Iglesia polemizaron por la

inseguridad y la violencia

La mandataria recogió el guante del documendo emitido por la CEA y planteó que cuando se habla “de una Argentina violenta quieren reeditar viejos enfrentamientos” vividos en el país.

El vocero episcopal, Jorge Oesterheld, ratificó el contenido del duro documento de la Iglesia Católica.

La Iglesia le contestó a la Casa Rosada y a La Cámpora, tras el duro documento en el que advirtió que la “Argentina está enferma de violencia”, y afirmó que más allá de la competencia jurisdiccional ante la seguridad, “el clima general de paz es responsabilidad del gobierno nacional”.

Ayer la presidenta Cristina Fernández recogió el guante y, tras criticar la síntesis que realizaron los medios de comunicación sobre el texto de la Iglesia, planteó que cuando se habla “de una Argentina violenta quieren reeditar viejos enfrentamientos” vividos en el país.

La mandataria habló ayer a la tarde al encabezar el acto en Retiro por el 40 aniversario del asesinato del sacerdote Carlos Mugica, y allí, luego de recordar que el cura murió “en una Argentina violenta en serio”, afirmó que “cuando hablan de una Argentina violenta, quieren reeditar viejos enfrentamientos”.

El cruce entre la Iglesia, la Casa Rosada y La Cámpora había tenido lugar en horas de la mañana: “El jefe de Gabinete (Jorge Capitanich) habló antes de que saliera el documento, atajándose un poco pensando que era sobre la inseguridad, pero el documento va más allá del problema de la inseguridad, y el clima de paz y de concordia en el país sí es cuestión del gobierno nacional”, alertó el vocero de la Conferencia Episcopal, Jorge Oesterheld.

En cuanto a la réplica por parte de referentes de La Cámpora, que aseveraron que violencia en el país hubo en los años 55, 76, 89 y 2001, Oesterheld respondió: “Desgraciadamente ya lo sabemos, en muchas épocas de este país ha habido clima de violencia, pero ahora estamos hablando de éste. No sé cómo es la repartija de responsabilidades en cuanto a la seguridad y las responsabilidades de las policías, pero el clima general de paz es responsabilidad del gobierno nacional”.

El viernes, antes de la difusión del documento de la Iglesia, Capitanich reiteró que la lucha contra el delito “no le compete” a la Casa Rosada sino a las provincias.

“Es querer tapar el sol con las manos decir que no hay violencia en el país”, sentenció el sacerdote, y resaltó que, “de hecho, la reacción de toda la gente fue de enorme apoyo a la descripción que hace el documento”.

La Conferencia Episcopal, que preside monseñor José María Arancedo, advirtió que la Argentina está “enferma” de una “violencia cada vez más feroz y despiadada” y destacó que la corrupción, tanto pública como privada, es “un verdadero cáncer social” y causante de “injusticia y muerte”.

Ayer, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, definió como “real” y “muy concreto” el texto, y el diputado del Frente Renovador, Sergio Massa, coincidió en que la evaluación clerical “claramente expresa una situación preocupante, de angustia”. “Está reflejando el sentir de toda la sociedad en materia de seguridad y la necesidad del que haya presencia del Estado”, añadió Massa.

Por su parte, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, aseguró que escucha “con atención” a la Iglesia, pero analizó que lo que generó “controversia” dentro del kirchnerismo “es la palabra «enferma»” que el Episcopado eligió para definir la situación.

Oesterheld, al explayarse sobre el espíritu del texto, manifestó que en el país “hay mucha mentira dando vuelta, y eso genera mucha violencia. Hay un clima de violencia alarmante; es cierto que todos somos responsables, pero hay quienes son más responsables que otros, y cuanto más autoridad y poder se tiene más responsable uno es de estas cosas”, expresó.

Para la Iglesia —dijo— “hay una clase dirigente que no está muchas veces a la altura de las circunstancias y las necesidades enormes (de la sociedad), porque no estamos hablando de cosas menores: hablamos de la vida de la gente, de la dignidad”.

Luego resaltó que si bien en las sociedades “siempre hay confrontación, el tema es si esa confrontación se la utiliza o si se la soluciona. Utilizar la confrontación con fines políticos o de otro tipo genera más desasosiego y más violencia. Sobre todo si eso va unido a la mentira; cuando uno siente que le mienten todo el tiempo, la reacción es de violencia y de indefensión”.

El vocero advirtió: “Miente mucha gente, el gobierno, mienten muchas veces los políticos, los medios de comunicación. Hay mucha mentira dando vuelta y eso genera mucha violencia”.

Al referirse a la corrupción como “un verdadero cáncer social”, como la definió el papa Francisco en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, los obispos dijeron que “desviar dineros que deberían destinarse al bien del pueblo provoca ineficiencia en servicios de salud, educación y transporte. Estos delitos habitualmente prescriben o su persecución penal es abandonada, garantizando y afianzando la impunidad”. (La Capital)

  

Murió Carmen Argibay, la primera mujer en llegar a la Corte en democracia

Tenía 74 años y hacía 9 que era miembro del Tribunal Supremo. Su lucha por los derechos de la mujer y su independencia del poder político le valieron el respeto en diversos ámbitos. Carmen Argibay

Carmen Argibay fue nombrada por Néstor Kirchner

La jueza de la Corte Suprema, Carmen Argibay, de 74 años, falleció ayer tras sufrir un paro cardíaco, luego de varios días de internación. Con cincuenta años de abogada y 30 de jueza, fue la primera mujer designada para integrar la Corte en un gobierno constitucional.

Respetada especialista en derecho penal y una de las fundadoras de la Asociación Internacional de Mujeres Juezas, Argibay fue propuesta por el ex presidente Néstor Kirchner en diciembre de 2003, pero ingresó a la Corte en febrero de 2005, hace más de nueve años.

Con ella se va una jueza que hizo de la independencia uno de sus más férreos valores. Autodefinida como atea, Argibay se pronunció en varias oportunidades a favor del derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo -en un respaldo implícito a la despenalización del aborto-, lo que le valió críticas de la Iglesia.

Argibay había estado internada en varias ocasiones en los últimos años. Fumadora empedernida, hace unas semanas los médicos le habían detectado una infección cuyo origen les costó determinar, hasta que descubrieron que se trataba de una diverticulitis.

Lo cierto es que durante la internación, la jueza tuvo complicaciones cardíacas, pulmonares y renales, que la llevaron a un estado de descompensación general. Permanecía con respiración artificial y diálisis, internada en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento de Buenos Aires, pero ayer sufrió un infarto y finalmente falleció, a eso de las dos de la tarde.

Su muerte provocó gran pesar en el ambiente de la Justicia, y especialmente entre sus compañeros del Tribunal, entre quienes “Carmencita”, como la llamaban, era una figura muy querida. Nacida en el barrio de Belgrano el 15 de junio de 1939, Argibay ingresó a trabajar como empleada judicial a los 20 años.

En 1964, se recibió de abogada y comenzó allí su carrera judicial, interrumpida el 24 de marzo de 1976, el mismo día del golpe militar, cuando fue detenida y quedó a disposición del PEN. Estuvo nueve meses alojada en la cárcel de Villa Devoto, sin imputación ni proceso judicial, y fue liberada en diciembre, tras sufrir un preinfarto.

Con el retorno de la democracia, Argibay fue nombrada jueza en junio de 1984; cuatro años después fue designada camarista y se jubiló en enero de 2002. Allí comenzó su actuación en el ámbito internacional, al ser nombrada por la Asamblea General de la Naciones Unidas como jueza para el Tribunal Criminal Internacional que juzgó crímenes de guerra en la ex Yugoslavia.

Presidió la Asociación Internacional de Mujeres Jueces entre 1998 y 2000, entidad de la que fue fundadora, así como también de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina.

En diciembre de 2003, el ex presidente Néstor Kirchner la propuso para integrar la Corte. El Senado aprobó su pliego el 8 de julio de 2004 con 42 votos a favor, entre oficialistas y radicales, contra 17 votos de otros peronistas. Pero por compromisos en el tribunal de La Haya, se incorporó al tribunal en enero de 2005.

Dando muestra de una independencia del poder político que mantuvo todos estos años, la jueza señaló en un reportaje: “La tarea de un juez de la Corte es antipática por naturaleza porque, para ser un buen juez, nuestro primer deber es ser desagradecidos con quien nos nombró. Estrecharle la mano con educación, agradecerle el cargo y no volverlo a ver”.

Según recuerdan, esa convicción la llevó a no atender el teléfono en un par de ocasiones a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuando la urgencia y el apasionamiento ante algunas cuestiones candentes de estos últimos años la llevaron a intentar hablar directamente con los miembros del Tribunal. En medio de muestras de condolencias, sus restos fueron velados hasta ayer a la noche en el Palacio de Tribunales. (Los Andes)