Hueso de una ballena prehistórica

Encuentran en Miramar el hueso de una ballena de unos 7 mil años

Fue encontrado por pescadores de Buenos Aires tras las intensas lluvias que se registraron los últimos días.

HUESO. La foto publicada por Rafaela.com.

HUESO. La foto publicada por Rafaela.com.

Un hueso de una ballena prehistórica, que se estima tendría unos 7.000 años de antigüedad, fue encontrado por pescadores en la ciudad balnearia de Miramar tras las intensas lluvias, que se registraron los últimos días.

El hueso, que es un enorme húmero, fue encontrado en la playa, en las inmediaciones del arroyo La Totora, a unos kilómetros al sur de Pinamar, por los pescadores Sebastián y Fernando Nazar y Carlos Cuadraro, que informaron del hallazgo al director del Museo Municipal “Punta Hermengo”, Daniel Boh.

El intendente del partido de General Alvarado, Germán Di Cesare dijo a Télam “luego de las fuertes tormentas con lluvia, desborde de arroyos la erosión suele desenterrar objetos que no se sabía que estaban en el lugar y en este caso, los pescadores hallaron los restos de un hueso de una ballena prehistórica”.

“Desde hace un par de años en Miramar se han encontrado gran cantidad de partes de animales prehistóricos los que son estudiados y evaluados por científicos y expertos en la materia” sostuvo.

Boh dijo que el hueso “fue desprendido por la fuerza del agua y arrastrado a la costa por la gran correntada”.

El hallazgo de restos marinos en los barros de los arroyos “no es algo raro ya que hace unos 7.000 años el clima era más cálido que el actual y el nivel del mar estaba un metro más alto” destacó Boh explicó que “si bien la costa estaba más retirada en esos tiempos, las altas mareas o tormentas arrastraban los seres u objetos que flotaban, y así quedaban depositados lejos de la costa y eran tapados por los sedimentos de los normalmente tranquilos arroyos de la región”.

El experto dijo que intentan determinar “a cuál especie pertenece”, aunque estimó que “es muy probable que se trate de una gigantesca ballena Franca Austral (Eubalaena australis)” consideró. Por Agencia Télam

Pro.Cre.Autos

El fracaso progresivo del Pro.Cre.Autos

El plan lanzado por el Gobierno para combatir la crisis en el sector automotriz no ha dado frutos. La industria cayó un 30%, disminuyeron los patentamientos y como consecuencia hay bajas y despidos de trabajadores. Ahora el Ejecutivo va por otro plan.

El conocido plan lanzando por el Gobierno, Pro.Cre.Auto, el pasado 23 de junio generó expectativa, tanto para los futuros compradores que pensaban llegar adquirir un vehículo con una cuota “muy baja” como para el sector industrial que está atravesando una importante crisis.

Sin embargo, a más de dos meses de puesto en vigencia, el programa de venta de autos no ha dado los resultados esperados. Apenas se vendieron la mitad de los vehículos que proyectaba el Ministerio de Industria de Débora Giorgi y quedó muy lejos de resolver la problemática del sector automotriz.

El Pro.Cre.Autos no pudo resolver lo que ya estaba crisis. En julio cayó 30% la cantidad de autos nuevos patentados. El dato se toma en relación a las cifras ingresadas en año 2013 en el mismo periodo.

La Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (ACARA) informó en su reporte habitual sobre el mercado automotor que en el pasado mes se registraron 61.363 unidades, número que lejos está del mismo periodo del año previo.

La situación devino por numerosas circunstancias que no se contemplaron, o informaron a la hora poner en vigencia el plan. A sólo dos semanas del lanzamiento ya se habían aplicado los primeros ajustes para agilizarlo y ampliar la base demandante, el Banco Nación decidió no pedir garantes y admitir ingresos familiares. Además, habilitaron a las fábricas a usarlo como crédito prendario.

El 17 de julio, los empresarios ya coincidían en que el programa oficial generaba interés en los consumidores, pero que las compras estaba muy lejos del volumen esperado para repuntar la caída de las ventas que, en junio, retrocedieron un 31% interanual, según la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (Acara).

Acorde a una publicación del diario El Cronista, hace un mes, los ministerios de Industria y Economía darían a conocer un nuevo plan que convivirá con el Pro.Cre.Auto y que buscará brindar fondeo a las compañías financieras de las automotrices, consideradas un sector clave para que el impacto del fondeo llegue definitivamente a quienes lo necesitan: las familias.

Uno de los artífices del nuevo plan será el propio Banco Nación, que ya parece haber diseñado una tasa general del 18,5% como referencia para que las compañías financieras de las automotrices puedan fondearse. Todavía queda por definir si la asignación del crédito será por licitación, o directa y si la fuente de fondeo será solamente el Banco Nación o habrá otras.

El plan se lanzó, el 24 de junio, se otorgaron 8.149 créditos y se entregaron 3.962 autos. Pero se esperaba llegar a las 20.000 operaciones.

Pese a eso, a un día de iniciar el mes de septiembre, la estrategia del Gobierno, aún no se ha dado a conocer, ni se ha puesto en vigencia. Pero sí se ha vuelto a saber que el sector está en uno de sus peores momentos.

Por caso, la automotriz Fiat Argentina comunicó recientemente a su personal que, debido a problemas de abastecimiento de autopartes desde Brasil por las trabas cambiarias resolvió reducir su ritmo de producción y aplicar suspensiones rotativas a sus operarios a partir del lunes próximo.

Al ser notificados de la medida, se les hizo saber a los empleados que la terminal se ha visto obligada a reducir la fabricación de unidades diarias. Por ello, en cada sección se suspenderá a una parte del plantel por un período determinado -trascendió que sería por 15 días-, y con posterioridad se irán rotando las suspensiones entre los 3.000 dependientes de la compañía.

La medida patronal tendría por objetivo presionar al gobierno nacional para que flexibilice la disponibilidad de dólares para el pago de las autopartes importadas, que ahora están faltando.

Es que a lo anterior se suman las dificultades para importar componentes de los vehículos, ya que el Gobierno exige que las terminales, igual que otros sectores de la economía, equilibreb sus balanzas comerciales de manera que por cada dólar que importen deben exportar igual cantidad.

Faltan dólares para importar

 La falta de dólares ha colocado a la industria automotriz en una situación crítica, ya que si los concesionarios  se comprometen con un vehículo a un precio en pesos, no alcanzan con los dólares para pagarlo, y se endeudan en divisas.

Por otra, parte, los concesionarios están alarmados por una situación que se estaría dando en uno de la provincia de Santa Fe y que este domingo expone diario Clarín:  les dijeron que no vendiera más unidades porque no sabían a qué precio se las podían reponer.

A esta situación se le suma la posición del Gobierno y sus faltas de respuestas. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, denunció el viernes pasado una “maniobra de ciertas empresas” para no entregar los vehículos del plan Procreauto, con la “excusa inadmisible” de que hay “restricciones a la importación”.

No más  ProCreAuto, por favor

Si bien el Gobierno nacional planteó al  ProCreAuto como una  medida contracíclica para buscar evitar la crisis, y de hecho, el ministro Axel Kicillof busca extenderlo, el clima  de la economía desespera a las fábricas.

A un mes de que finalice el plan Procreauto (el 24 de septiembre), las automotrices se resisten a prorrogarlo.  De hecho Córdoba es la primera provincia con la deserción de una automotriz a un plan subsidiado. Fue el caso de Fiat, que optó por no extender el acuerdo que tenía con el Banco de Córdoba para alentar la venta de O km.   P