PREVENCIÓN

Se inicia la campaña contra la polio, la rubeola y el sarampión

La estrategia sanitaria nacional comprenderá a los niños de 1 a 4 años. Las dosis gratuitas y obligatorias, son adicionales al calendario nacional e independientes de las ya aplicadas.  <!–

  • –>  <!–
  • –>

    <!––>

    En centros de salud. Será desde el lunes y hasta el 31 de octubre.

    Desde el lunes y hasta el 31 de octubre Entre Ríos se sumará a la campaña nacional de vacunación contra el sarampión, la rubeola y la polio, para consolidar la eliminación de sarampión y poliomielitis e interrumpir la transmisión endémica de la rubeola. La estrategia sanitaria que se implementará desde hospitales y centros de salud comprenderá una dosis extra de dos vacunas, la doble viral y la Sabin a niños de 1 a 4 años inclusive, independientemente de que tengan el carné de vacunación al día.
    La responsable del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Albana Gavini, puntualizó que la campaña destinada a niños menores de 4 años busca “reforzar la eliminación del sarampión, la rubeola y la poliomielitis, tres enfermedades que están prácticamente eliminadas de nuestro continente; y también tratar de eliminar completamente el síndrome de rubeola congénita”.

    Seguimiento
    Al respecto, explicó que cada cinco años se efectúa una campaña de seguimiento independientemente del calendario regular. Esto implica que, por ejemplo, cuando acuda al vacunatorio con sus padres, al niño no se le va a controlar si tiene o no la dosis pertinente previa.
    Cabe destacar que a los niños con inmunodeficiencias de nacimiento o adquiridas, y a las personas que viven con ellos, se les aplicará la vacuna Salk (que está elaborada con los virus inactivados) en lugar de la Sabin oral.
    En las dos primeras semanas de setiembre la campaña de vacunación será, principalmente, intramuros. Esto ocurre cuando los padres llevan a sus niños a los vacunatorios de los hospitales o centros de salud. La segunda quincena de setiembre, Salud saldrá a buscar a la población objetivo: ello implica que los agentes sanitarios y enfermeros recorrerán instituciones educativas como jardines escolares y maternales para tratar de captar el mayor número de niños. Ya en octubre, se vacunarán a aquellos niños que no fueron vacunados aún y se procederá a realizar el monitoreo. Esto permitirá saber si el objetivo de cobertura está cumplido o no.

    Características de las tres enfermedades
    El sarampión es una enfermedad muy contagiosa producida por un virus y que afecta principalmente a niños menores de 5 años. Puede llegar a causar neumonía, convulsiones, ceguera, retraso mental, encefalitis e incluso la muerte. Se presenta con fiebre, sarpullido, conjuntivitis, congestión nasal y/o tos.
    En algunos casos, puede no tener todas las manifestaciones clínicas siendo un sarampión “atenuado”. Esta enfermedad se transmite muy fácilmente por contacto con las personas que están incubando o ya están cursando la enfermedad. La vía de transmisión es respiratoria, por la salida del virus en las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar, o por el contacto con objetos contaminados con estas secreciones. No existe tratamiento específico para esta enfermedad y la única forma de prevenir el sarampión es mediante la vacunación. Desde 1998 no se registran fallecimientos por sarampión gracias a la vacuna, ni se reportan casos autóctonos de sarampión desde 2000 en el país.
    Por su parte, la rubeola es una enfermedad viral que se transmite por aire. Por lo general aparece en la infancia. Sin embargo, si una mujer contrae rubeola al inicio de su embarazo, hay un alto riesgo de que el feto tenga alteraciones graves como retraso mental, cataratas, sordera y cardiopatía de elevada mortalidad.
    Se caracteriza por la aparición de pequeñas erupciones en la piel de un color rosáceo que se inician en la cabeza y progresan hacia los pies. Después puede aparecer malestar general, fiebre, conjuntivitis, enrojecimiento de los ojos, dolor de garganta e inflamación de los ganglios alrededor de la nuca y en la región posterior de las orejas. Para prevenirla se tiene que recibir el esquema completo de vacunación. Todas las personas deben contar con dos dosis de la vacuna doble y/o triple viral: una dosis al año de vida, y un refuerzo durante el ingreso escolar (5-6 años) de vacuna triple viral.
    Durante el puerperio, la madre debe vacunarse de inmediato en el caso de no tener el esquema completo. Esta patología en Argentina se encuentra en vías de eliminación.
    Finalmente, la poliomielitis o polio, históricamente conocida como “parálisis infantil” es una enfermedad infecciosa aguda ocasionada por un virus. Puede atacar al sistema nervioso y destruir las células encargadas del control de los músculos, produciendo parálisis con secuelas permanentes. Afecta principalmente a los niños menores de 3 años, pero puede darse en niños mayores e incluso en adultos. Es transmitida principalmente al ingerir alimentos o agua contaminados con el poliovirus. La única forma de prevenir la polio es la vacunación. En Argentina no se detecta circulación autóctona del virus de poliomielitis salvaje desde 1984.  Fuente: Uno

    Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: