Feria Departamental de Ciencias

Ciudad

Comenzó ayer en la ciudad la Feria Departamental de Ciencias

En las instalaciones delComplejo Educativo “Sirio Libanés” comenzó a desarrollarse ayer la instancia Departamental de la Feria de Ciencias, que concluirá hoy. Un total de 23 grupos de la ciudad participan en esta instancia. Los días 8, 9 y 10 de octubre se realizará, también en Gualeguaychú, la instancia Provincial de la Feria.

Comenzó ayer en la ciudad la Feria Departamental de Ciencias
El Complejo Educativo “Sirio Libanés” es sede este año de la instancia Departamental de la Feria de Ciencias, Arte, Tecnología y Sociedad que comenzó ayer y culminará esta tarde. Según informó a EL ARGENTINO, Cristian Sánchez –de la organización de la Feria- este año participaron 23 grupos de alumnos de colegios de niveles Inicial, Primario y Secundario y de las modalidades Especial y Jóvenes y Adultos. Cabe recordar que en esta edición hubo tres sedes: Gualeguaychú, Larroque y Urdinarrain. El día martes de esta semana se desarrolló la Feria en Larroque e Urdinarrain, y hoy será el cierre en nuestra ciudad. Cristian Sánchez explicó además que en la mañana de hoy, en la institución educativa ubicada en Ayacucho 744, el Jurado hará la devolución a los grupos participantes y por la tarde se realizará la premiación. “Esta premiación no significa que los proyectos ya pasen a la instancia provincial porque la Provincia es la que luego nos da el cupo que tendrá Gualeguaychú para esa instancia”, explicaron desde la organización. La instancia provincial se realizará también en nuestra ciudad los días 8, 9 y 10 de octubre, en las instalaciones de Juventud Unida. En esta instancia se expondrán 180 trabajos de alumnos de toda la provincia de Entre Ríos. En tanto, se detalló que en esta ocasión participaron alumnos de los niveles Inicial (Juventud Unida), Primario (Las Victorias y Escuela Normal “Olegario Víctor Andrade”), Secundario (Pablo Haedo, Juventud Unida, Enova, Sirio Libanés, E.E.T. Nº 2 y E.E.T. Nº 3, Independiente y Agrotécnico) y la modalidad Especial (Santa Rita y Emanuel y ESJA).   La Feria   En la Feria de Ciencia los alumnos presentan trabajos que realizan ellos mismos, asesorados por docentes. En estos trabajos reflejarán la construcción y reconstrucción del conocimiento científico escolar en relación a las disciplinas que forman las Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Educación Ambiental, Ciencias Matemática y Área Tecnología. Los niños, jóvenes y adultos disfrutan de exponer cómo desde sus instituciones observan un hecho o fenómeno natural, una problemática, una necesidad de la sociedad u otras situaciones que despiertan su curiosidad e interés, destacándose actitudes innovadoras para crear una cultura científica. Y la modalidad de “feria” pretende mostrar la participación comprometida de toda la comunidad educativa en un acontecimiento educativo diferente.   Instancia Nacional   La edición 2014 de la Feria Nacional de Educación, Artes, Ciencias y Tecnología organizada por el Programa Nacional de Ferias de Ciencias y Tecnología del Ministerio de Educación se llevará a cabo en el ámbito de Tecnópolis, del 9 al 14 de noviembre próximos.
La Feria Nacional 2014 se desarrollará en una única fase que abarcará todos los Niveles (Inicial, Primario, Secundario, Superior) y Modalidades Educativas (Especial, Rural, Hospitalaria y Domiciliaria, Intercultural Bilingüe, Contextos de Privación de la Libertad, Jóvenes y Adultos, Técnica y Profesional, y Artística). Programa. Hoy de 8:15 a 12 será la apertura de la muestra al público y se hará la devolución de jurados De 13:45 a 17, la muestra estará abierta y será la devolución de jurados. El acto de clausura será a las 17:30. Fuente: El Argentino

Las 40 empresas que se fueron del país

Las 40 empresas que se fueron del país desde el inicio del cepo cambiario

La mayoría de las compañías son europeas. Emprendieron su salida ante un escenario de negocios poco favorable cuando comenzaron las restricciones al dólar, como la traba al giro de dividendos al exterior

La imprenta RR Donnelley decidió cerrar y los trabajadores tomaron la fábrica.

imprenta

La minera Vale suspendió un megaproyecto en Mendoza y se lo llevó a Brasil. 

La minera Vale suspendió un megaproyecto en Mendoza y se lo llevó a Brasil.

lauren

La imprenta RR Donnelley decidió cerrar y los trabajadores tomaron la fábrica.

Algunas ya tomaron la decisión y se fueron. Otras, anunciaron su retiro y están preparando su salida. Pero los números son claros: de una forma u otra, ya son 40 empresas extranjeras que decidieron irse de la Argentina desde 2011, el año en que el gobierno nacional implementó el cepo cambiario. La mayoría son europeas, seguidas por las de Estados Unidos y de América Latina, según un relevamiento de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

 
“La retirada comenzó en 2003, cuando empezaron a irse compañías como Aguas de Francia y Thales Spectrum”, explicó Marcelo Elizondo, director de la consultora y quien fue director de la Fundación ExportAr entre 2002 y 2010. En diálogo con Infobae, aseguró que el informe considera las empresas que comenzaron a retirarse en “la segunda década del siglo XXI”. ¿Por qué eligió ese período? “Desde ese año aparece la brecha cambiaria, las restricciones para importar, el envío de dividendos al exterior y los precios máximos más ajustados”, enumera el especialista.
A principios de 2012, las compañías que debían adquirir dólares para girarlos al exterior –por el pago de importaciones o por el giro de dividendos a sus casas matrices- debían contar con autorización del Banco Central, una medida que no fue presentada por escrito.
¿Cuáles son las empresas que decidieron partir de la Argentina? De las 40 compañías del listado,16 son europeas. La salida de la española Repsol se empezó a tejer hace dos años con la nacionalización de YPF y la última puntada se dio este año, cuando el Gobierno emitió deuda y le pagó a la petrolera, que vendió el resto de las acciones que tenía y se fue definitivamente.
La partida involucró a muchas compañías europeas del rubro indumentaria, como Armani, Zegna, Escada y Kenzo, que mostraron el camino para que las marcas de lujo se fueran del país. Polo Ralph Lauren también se fue por las “restricciones a las importaciones”, aunque aclaró que el retiro sería “temporario”. Por el momento no retornó.
 
infografía empresas que abandonaron argentina
La holandesa Farm Frites, el segundo productor mundial de papas congeladas, decidió vender el 60% de su filial local a dos empresarios que participan del directorio de Sociedad Comercial del Plata. El informe de DNI incluye a este tipo de compañías porque la lista está conformada por casos como la interrupción de procesos de producción, venta de activos, desmantelamiento de plantas y finalización de las operaciones, como así también a las que comunican el cierre definitivo.
 
Y son más…
Las norteamericanas del listado son de Estados Unidos y Canadá. En el sector petrolero se destacan la salida de Exxon y Apache. Este año, YPF compró los activos de Apache por u$s800 millones, y adquirió así la totalidad de las operaciones de la firma extranjera en el país. El éxodo de las estadounidenses continuó en septiembre, cuando la autopartista Visteon Corporation cerró su planta en Quilmes. Las dos canadienses que se fueron son Pan American Silver y Cameco.
La partida de las 40 empresas incluye a seis de América Latina, principalmente de Brasil. El caso de la minera Vale, con el proyecto Río Colorado, fue uno de los que generó más repercusión. Iba a hacer una megainversión de postasio por unos u$s6.000 millones en Mendoza, pero las dudas comenzaron en 2012 y a principios del año pasado mudó el proyecto a su país de origen. Esto significó el despido de al menos 6.000 empleados, de forma directa e indirecta.
Si bien la salida de empresas era un proceso que se da desde la convertibilidad, el informe subrayó que “se exacerbó” a partir de 2011. Sin embargo, el cepo al dólar no es la única razón para que decidieran irse. Los inversores coinciden que el clima de negocios es poco favorable, y ese factor es determinante a la hora de invertir en un país. Para Elizondo, las regulaciones comerciales y cambiarias, la alta inflación, los cambios en las normas jurídicas y la alta presión tributaria son otros factores que explican la salida.
Las preocupaciones no son sólo de las que se fueron. En la actualidad, una empresa de calzado del exterior que tiene una planta en Buenos Aires se encuentra con problemas para importar algunos productos, según confió una fuente que prefirió reservar su identidad. Los problemas en el área de recursos humanos no se quedan atrás: la empresa ya tiene casi un 15% de ausentismo laboral, un porcentaje que comienza a preocupar.
Además se presenta la falta de financiamiento, la conflictividad en las relaciones laborales, la falta de respuesta del poder judicial a reclamos por incumplimiento en prejuicio de las compañías y la pérdida de crecimiento económico desde hace unos años, un escenario que se cree se repetirá en 2015. Incluso el criticado proyecto de Presupuesto 2015 estimó que el PBI crecerá sólo un 0,5% el próximo año, un número oficial que admite el estancamiento.
La inversión extranjera directa (IED) cayó un 13% en 2013, y la salida de las empresas tiene consecuencias que golpean directamente a la economía. “Hay menos inversión, menos empleo, menor generación de bienes y servicios de calidad, como así también caída en exportaciones y menor recaudación tributaria”, ejemplifica el informe. Con todo, los empresarios no ven reglas de juego claras a la hora de traer sus dólares al país. Esos billetes verdes que hoy la Argentina tanto necesita. Por: Jorgelina do Rosario- Fuente:  Infobae

Internacional: Siria se prepara para los bombardeos

La «capital» del Estado Islámico se prepara para los bombardeos de EE.UU

Día 18/09/2014 – 11.46h

Los yihadistas sacan a sus familias de Raqqa y cambian sus bases habituales por pisos entre la población local para protegerse de los inminentes ataques aéreos estadounidenses

La «capital» del Estado Islámico se prepara para los bombardeos de EE.UU.

REUTERS Milicianos del Estado Islámico recogen restos de un avión militar sirio estrellado en las cercanías de Raqqa

Raqqa se prepara para los primeros bombardeos de la alianza contra el Estado Islámico (EI) en Siria. El general estadounidense Martin Dempsey especificó en su comparecencia ante el Senado del martes que el objetivo de los ataques en Siria serán «los santuarios» yihadistas y esta ciudad situada 450 kilómetros al noreste de Damasco es el principal bastión insurgente. El aviso de EEUU y la formación de la alianza internacional para combatir al yihadismo han hecho que los combatientes desaparezcan de las calles y se refugien en lugares seguros a la espera de los ataques aéreos, muchos de ellos habrían optado por mezclarse entre la población local y enviar a sus familias fuera de la ciudad.

Así lo han confirmado vecinos consultados vía correo electrónico por la agencia Reuters que han confesado sentir «un gran miedo» porque piensan que los civiles serán quienes pagarán las consecuencias más graves de las operaciones contra el hoy desaparecido EI.

Raqqa, capital de la provincia homónima, es la única capital de provincia sin presencia de fuerzas del régimen y el EI se ha consolidado como el principal grupo de la oposición armada, llegando incluso a controlar la base aérea de Taqaba, el último punto con presencia de Ejército hasta el mes pasado.

Aquí se encuentra el cuartel general de los yihadistas, desde aquí organizaron su ofensiva para hacerse con Mosul y Tikrit, montaron el desfile con las armas robadas al Ejército iraquí, retienen a los rehenes extranjeros secuestrados, graban sus decapitaciones y han puesto en práctica su sistema de gobierno basado en un Islam ultraortodoxo similar al impuesto por los talibanes. Desde Raqqa el poder islamista se extiende a la vecina Deir Ezzor y de allí a Irák sin frontera de ningún tipo.

Mientras en EEUU tratan de matizar las palabras del general Dempsey sobre la necesidad de enviar tropas de apoyo a las fuerzas iraquíes para culminar el trabajo de la aviación, el EI no tiene tiempo que perder, toma posiciones, reubica su arsenal pesado –el lunes abatieron un caza del régimen con sus baterías antiaéreas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos- y se prepara para soportar los ataques aéreos. Este organismo con sede en Londres, pero con una amplia red de informadores sobre el terreno, informó de que al menos 6.300 personas se unieron al EI en julio, de ellos 5.000 sirios y el resto extranjeros. La amenaza de EEUU y la formación de una alianza internacional han tenido un efecto llamada y el grupo yihadista sigue creciendo en pleno estado de guerra.

Barack Obama pretende entrenar y armar a una «oposición moderada» en Siria para combatir al mismo tiempo al EI y a Bachar Al Assad, pero hasta el momento, lo mismo que ha ocurrido durante los últimos tres años, Occidente ha sido incapaz de dar con grupos armados en los que poder confiar y el radicalismo ha ido ocupando el vacío dejado por la caída del régimen en amplias zonas del país.

Nuevo vídeo de amenaza

En Irak la situación es más clara y la cobertura aérea de EEUU ha permitido el avance de las milicias chiíes y kurdas. Estas últimas han logrado liberar al menos media docena de aldeas cristianas del norte de Irak y han comenzado el asalto a distintos barrios de Mosul en las últimas horas.

El EI responde a la pérdida diaria de terreno en Irak reforzando su guerra propagandística a través de las redes sociales. En el último mes ha decapitado a tres rehenes extranjeros –dos periodistas estadounidenses y un cooperante británico- y acaba de estrenar el tráiler de lo que anuncian como una película que se titulará «Llamas de guerra» en el que al más puro estilo Hollywood muestran acciones de sus milicianos y amenazan con atacar la Casa Blanca. El mensaje de la grabación es «la lucha acaba de empezar». Fuente: ABC.es

Foto de archivo en una manifestante en contra de la guerra

base_image

Foto de archivo: Chuck Hagel, secretario de Defensa (izquierda), junto a Martin Dempsey, jefe de Estado Mayor. (Foto: AP).

Internacional: Escocia independiente

Diez preguntas y respuestas sobre una Escocia independiente

¿Saldría de la UE? ¿Qué pasaría con el deporte de Competición?

Consulta aquí las respuestas

Proindependentistas escoceses, este lunes en Stirling, Escocia. / STR (EFE)

1. ¿Haría falta pasaporte para pasar de Escocia a Reino Unido?

Los nacionalistas aseguran que no, pero la realidad no es tan clara. La población en Escocia crece menos que en el resto de Reino Unido. Los escoceses tienen menos hijos y la población envejece. Escocia necesita gente trabajadora. Por ello, los nacionalistas prometen una política de apertura hacia la inmigración si gana la independencia: rebajarían la exigencia británica de un salario anual de 20.300 libras para obtener la residencia y permitirían a los estudiantes extranjeros quedarse unos años después de graduarse. Reino Unido no parece que tienda, ni mucho menos, a suavizar sus políticas migratorias. No conviene olvidar que el xenófobo UKIP fue el partido más votado en las pasadas europeas en el país.

Los nacionalistas aseguran que no habrá control de pasaportes en la frontera pero, si dos Estados vecinos tienen diferentes políticas sobre inmigración, lo normal es que lo haya. Por otro lado, el SNP ya ha expresado su intención inequívoca de que Escocia forme parte de la Unión Europea. Pero parecen más partidarios de seguir en la Common Travel Area (zona de libre pasaporte entre Reino Unido y la República de Irlanda) que de firmar Schengen, y eso podría ser un problema a la hora de llamar a las puertas de Bruselas.

2. ¿Qué moneda usaría una Escocia independiente?

Es la pregunta que más ruido ha generado durante la campaña. Y la respuesta no es sencilla. Tendría, en principio, tres posibilidades: la libra esterlina, el euro o una nueva moneda propia. Desde el principio, los independentistas aseguraron que una Escocia independiente seguiría usando la libra en una unión monetaria con Reino Unido restante. Pero los tres partidos tradicionales y el gobernador del Banco de Inglaterra niegan esa posibilidad, que obligaría a Reino Unido, por ejemplo, a rescatar a los bancos escoceses (cuyos activos suman doce veces el PIB escocés) en caso de crisis financiera.

Además, al depender la política monetaria del Banco de Inglaterra, Escocia perdería el control sobre su moneda, algo peligroso para una economía basada en el petróleo, un producto de precios fluctuantes. Como advirtió Krugman (citando como ejemplo negativo a España), “la combinación de independencia política y moneda compartida es una receta para el desastre”. Lo único que está claro es que, en caso de que ganara el sí, el viernes Escocia seguiría usando la libra mientras negocia los futuros pasos a seguir con Reino Unido restante.

3. ¿Cómo se repartiría la deuda pública de Reino Unido?

Lo lógico es que se dividiera entre el número de habitantes para calcular la parte que corresponde a cada uno. A Escocia le correspondería entre 121.000 y 143.000 millones de libras (entre el 73% y el 86% del PIB de una Escocia independiente). Eso sí, el Gobierno de Westminster permanecería como garante del total de la deuda existente. Escocia podría alegar que los ingresos generados por el petróleo de sus aguas territoriales deberían descontarse de su parte de la deuda. Pero Londres podría responder que el gasto público por cabeza en Escocia es entre un 10% y un 15% mayor que en el resto de Reino Unido.

4. ¿Qué poderes tendría Escocia que no tiene ahora?

Los escoceses votaron por la devolución de poderes en 1979 y, aunque el sí gano por poco, al no alcanzarse un 40% de participación el mandato careció de validez. En 1997 volvieron a votar y, con una participación del 60%, ganó el sí a la doble pregunta sobre si querían un Parlamento propio (74%) y si querían que este tuviera competencias fiscales (63%). Desde entonces, el Parlamento de Holyrood ha ido adquiriendo competencias sobre la sanidad, la educación o el transporte. Las prestaciones sociales y la mayoría de los impuestos siguen siendo hoy competencia de Londres.

5. ¿Tendría Escocia su propio Ejército? ¿Cómo se dividiría el Ejército de Reino Unido y sus armas?

“Escocia tendrá sus propias fuerzas militares”, establece el actual Gobierno escocés en su documento El Futuro de Escocia, donde también asegura que formará parte de la OTAN (ver más abajo). Su objetivo es contar, en diez años, con fuerzas de tierra, mar y aire formadas por 15.000 efectivos regulares y 5.000 reservistas. Los cálculos económicos de los nacionalistas son estos: Escocia contribuye con 3.000 millones de libras al año al gasto de defensa de Reino Unido pero sólo 2.000 millones se quedan en Escocia. De modo que propone un presupuesto de 2.500 millones, parecido al de un país como Dinamarca. Hay 14.510 trabajadores del Ministerio de Defensa británico basados en Escocia, el 7,5% del total, 10.600 de ellos militares y 3.910 civiles. El actual Gobierno escocés asegura que esas personas deberían poder elegir entre seguir en el Ejército de Reino Unido restante o incorporarse al escocés.

Westminster advierte de que no es tan sencillo como reclutar las unidades basadas en Escocia, que “son parte esencial del Ejército británico y que, aisladas, no constituirían una fuerza coherente, creíble y equilibrada”. Luego está el tema de las armas. Los arsenales podrían dividirse en función de su localización geográfica. Y entonces llegamos al espinoso tema de la base de submarinos nucleares Trident. El actual Gobierno escocés ha prometido que la sacaría de Escocia. Londres ha respondido que “si el resultado del referéndum supone una amenaza a la situación actual, se considerarían otras opciones, pero cualquier solución alternativa tendría un coste enorme”. Cabe esperar una patada hacia delante: que, en el proceso de la negociación, se llegue a un acuerdo de posponer el traslado de la base.

6. ¿Tendría su propia bolsa de valores?

De la treintena de países creados en los últimos años en Europa y Asia, sólo Kosovo y Turkmenistán carecen de una. De modo que Escocia, con toda probabilidad, tendría su propia bolsa de valores. El índice, según un estudio de Paul Marsh y Scott Evans, de la London Business School y de Walbrook Economics, citado por The Economist, sería altamente concentrado, con tres grandes compañías (SSE, Standard Life y Royal Bank of Scotland) representando el 40% de su valor. Y muy financiero: bancos y aseguradoras sumarían un 28% y fondos de inversión, otro 26%. Si todas las compañías escocesas que operan en la City decidieran trasladar su cotización a Escocia, se trataría del 28º mercado más importante del mundo. Pero no es probable. La legislación europea podría obligar a compañías, como el Royal Bank of Scotland, a trasladar su sede al país donde tiene más actividad: en su caso, Reino Unido restante. Los bancos escoceses ya han avanzado que trasladarían sus sedes al sur de a frontera en caso de separación.

7. ¿Pertenecería Escocia a la Unión Europea?

Con toda probabilidad, sí. El debate es cuánto tardaría en ser miembro. Los independentistas han admitido, y Bruselas lo ha dejado claro, que la separación dejaría a Escocia fuera de la Unión Europea. Una vez alcanzada la independencia, Escocia debería seguir, como cualquier otro Estado candidato, la ruta establecida en los tratados europeos. Pero también podría solicitar al Reino Unido restante que pida, a través de la vía que abre el artículo 48, una modificación de los tratados para que Escocia permanezca en la UE por una mayoría simple de los miembros. Así se evitarían años de incertidumbre, traducidos en costes y complicaciones burocráticas a ambos lados de la frontera.

Otra cosa es el futuro europeo de Reino Unido restante. Escocia es más europeísta que la media de Reino Unido. Sin sus votos, el resultado del referéndum sobre la permanencia en la UE de Reino Unido que Cameron ha anunciado para el año que viene no está nada claro. Un escenario, dentro de unos años, con una Escocia dentro de la UE y un Reino Unido fuera no sería descartable.

8. ¿Y a la ONU y la OTAN?

Una Escocia independiente debería solicitar convertirse en miembro de las Naciones Unidas, pero se trataría, en principio, de una mera formalidad. Sudán del Sur, el último país que se ha creado, logró entrar en la ONU días después de adquirir la independencia en 2011. Todo indica que Escocia no estaría, sin embargo, en el Consejo de Seguridad, a no ser que ganara uno de los 10 asientos sin derecho a veto que se eligen cada dos años. Lo natural sería que el Reino Unido restante, como Estado sucesor, sí mantuviera el derecho a veto, privilegio que comparte con EE UU, Francia, Rusia y China.

Existe el precedente de Rusia, que mantuvo su puesto en el Consejo de Seguridad después de desmembrarse la Unión Soviética en 15 países. En cuanto a la OTAN, el Gobierno escocés asegura que, después de un voto por la independencia, “declarará formalmente su intención de convertirse en miembro siguiendo los procedimientos normales”. Pero puede que su declarada intención de retirar de Escocia la base de submarinos nucleares de Trident entorpeciera su candidatura.

9. ¿Seguiría siendo la reina de Inglaterra la jefa de Estado?

El documento El Futuro de Escocia es claro a este respecto: “La propuesta del Gobierno escocés es que la reina seguirá siendo jefa de Estado en Escocia, de la misma manera que lo es en naciones independientes como Canadá, Australia y Nueva Zelanda”. “Esta será la posición”, prosigue, “siempre que el pueblo de Escocia siga deseando que nuestro país sea una monarquía”. La reina, por su parte, se declaró neutral en el proceso, aunque días después pidió a los escoceses que piensen “con mucho cuidado sobre el futuro”, en lo que se interpretó como un discreto apoyo al no.

10. ¿Qué ocurrirá con el deporte de competición?

La primera gran cita que se encontraría una Escocia independiente sería la de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Un estudio encargado por el Gobierno escocés concluye que no habría impedimentos para que Escocia participara en los Juegos con su propio equipo. Pero la decisión depende del Comité Olímpico Internacional, cuyo vicepresidente Craig Reedie aseguró que para ello debería antes ser miembro de la ONU (ver más arriba).

El estudio, sin embargo, advierte de las dificultades de atraer a Escocia a deportistas integrados en la estructura olímpica de Reino Unido, sobre todo en los deportes de equipo. Y añade que los atletas deberían tener la posibilidad de elegir entre el equipo escocés o el británico. Por lo demás, el equipo de una Escocia independiente podría ser relativamente competitivo, si se tiene en cuenta que en los pasado Juegos de Londres los atletas escoceses eran un 10% del equipo británico pero participaron en un 20% de las medallas que este consiguió. En cuanto a la UEFA y a la FIFA, Escocia ya es considerada en los dos organismos del fútbol internacional como un Estado independiente, así que no debería haber cambios. ¿Y el Open británico de golf? Los organizadores ya han confirmado que, pase lo que pase, en 2015 seguirá jugándose en Saint Andrews. Fuente: El País