Femicidio

Cumplió una condena por femicidio, salió y mató a su pareja

 – Un hombre que había purgado una condena de 18 años por matar a puñaladas a su ex, asesinó a su pareja de un escopatazo y se quitó la vida con un disparo en la boca. Ocurrió en Tucumán.

Un hombre que había purgado una condena de 18 años por un femicidio mató a su nueva pareja de un escopetazo en la provincia de Tucumán y, luego, se suicidó con la misma arma, informó la Policía provincial.
El hecho se registró en la noche del domingo en el barrio 12 Viviendas de Simoca, ciudad ubicada a unos 40 kilómetros al sur de la capital tucumana, y la víctima fue identificada como Rosa del Valle Luna, de 38 años, quien murió como consecuencia de las heridas que le provocó con una escopeta Miguel Chico, de 48.
El femicidio fue cometido dentro de una casa, donde aparentemente Luna discutió con Chico por cuestiones de pareja.
Los vecinos escucharon un disparo e inmediatamente dieron aviso a la comisaría de la zona, pero cuando el personal policial llegó a la vivienda encontraron, en el piso de una de las habitaciones, a la mujer muerta, producto de un disparo en el estómago.
Las personas que se acercaron al lugar informaron que a los pocos minutos del primer disparo se escuchó otro en un cañaveral lindero con las casas.
Por ese motivo se inició un rastrillaje en la zona y se encontró a Chico muerto, aparentemente de un escopetazo en la boca, informó el comisario Raúl Cornejo, jefe de la seccional de Simoca.
“Este hombre ya tenía antecedentes porque había matado a una mujer a puñaladas en 1999 y había purgado una condena de dieciocho años”, informó Cornejo.
Esa mujer era cuñada de Chico, pero, según los vecinos, mantenía una relación sentimental con él y a raíz de los celos la apuñaló al enterarse que un hombre la visitaba con frecuencia en su vivienda.
Luna se mudó hace dos semanas al barrio 12 Viviendas, donde le dieron una casa, y allí vivía con su hijo más chico (tenía otros cuatro están a cargo de su padre), quien tiene una discapacidad que le impide caminar y hablar.
El niño cumplió el lunes siete años y su madre había organizado un festejo familiar, reunión en la que se encontraron el padre, que había viajado desde Buenos Aires para visitarlo, y Chico, la actual pareja de la mujer.
Los vecinos relataron que ya se habían retirado casi todos cuando escucharon el primer disparo y vieron a Chico salir corriendo con una escopeta en la mano hasta perderse entre los cañaverales que rodean al barrio, donde se disparó en la boca. Fuente: El Tribuno

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: