Ciudad

Salud analiza un brote de paperas en Gualeguaychú

El Nodo Epidemiológico del Hospital Centenario informó que conjuntamente con la Dirección de Epidemiología de la Provincia, iniciaron acciones de investigación del Brote de Parotiditis (Paperass) en nuestra ciudad, para interrumpir la cadena de transmisión y evaluar la cobertura y eficacia de las vacunas.

Salud analiza un brote de paperas en Gualeguaychú
El coordinador Departamental de salud, Dr. Carlos Gauna, informó que el 64,5 por ciento de la población afectada corresponde a adolescentes y adultos jóvenes, en un rango etario que va desde los 8 meses a los 38 años de edad. Las complicaciones reportadas a la fecha fueron orquitis y pancreatitis en un adulto joven.
El funcionario señaló que los grupos de jóvenes no vacunados (Tripe Viral en los nacidos ante de 1998), son una población susceptible que sostiene la circulación viral. “La falta de documentación de las vacunas recibidas es una dificultad importante en la investigación”, consignó.
Gauna, informó que a partir del mes de agosto se comenzó a observar un número inusual de casos de parotiditis en el Hospital Centenario y en algunos Centros de medicina privada de la ciudad. En ese marco, se informó a la Dirección de Epidemiología de la Provincia de la situación y se intensificó la vigilancia con fichas de notificación individual y tomas de muestras para procesar en el Instituto Malbrán.
El parte enviado desde el Hospital expresa que con el objeto de interrumpir la cadena de transmisión y evitar la aparición de nuevos casos, las autoridades sanitarias recomiendan:
* Frecuente lavado de manos.
* Limpiar con agua y jabón elementos como: picaportes, mesas, mesadas, juguetes, computadoras, controles remotos, teléfonos, etc.
* Aislamiento del paciente por nueve días (sin concurrencia a la escuela o al trabajo).
* Ventilar los ambientes y no compartir cubiertos y vasos.
* Vacunar con Triple Viral a toda persona susceptible y a todo menor de 16 años.
Gauna recordó que la Parotiditis se caracteriza por tumefacción y dolor de una o más glándulas salivales, principalmente la glándula Parótida. Se transmite de persona a persona al hablar, toser o estornudar y por contacto directo con objetos contaminados. El período de incubación -dijo- es de 15 a 25 días y se transmite desde 48 horas antes del comienzo de la enfermedad y durante el período de estado (7 a 14 días).
Finalmente, el médico señaló que esta es una enfermedad de notificación obligatoria. Fuente: Diario El Argentino

Conti decía que Bonadio era “independiente”

Cuando Diana Conti decía que Bonadio era “independiente”

Ahora lo acusa de ser un “instrumento de coacción”, pero en 2010 la diputada kirchnerista elogiaba al juez que hoy inquieta a Cristina.

A tono con la avanzada oficialista, Diana Conti cambió radicalmente su discurso sobre el juez Claudio Bonadio en solo cuatro años. A primera vista, parece que la investigación del magistrado por las empresas familiares de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pusieron nervioso a más de uno.

En 2010, la diputada nacional opinaba que Bonadio era un juez muy respetado: “Claudio es para mí un ejemplo de juez independiente. Resuelve de acuerdo con sus convicciones siempre. Desde que Carlos Kunkel y yo estamos en el Consejo él nunca tuvo que presentarse a declarar”, declaraba entonces al diario La Nación.

Esa “buena onda” cambió ahora que el magistrado incomodó a la presidenta: “Bonadio es un instrumento de coacción para intereses antipatrióticos”, señaló. “Lo que hizo Bonadio es impropio, no corresponde y no se entiende a qué le da competencia”, Conti en declaraciones a radio La Red y vinculó esta medida con “el malestar que tienen los jueces federales por el nuevo Código”, agregó.

En ese sentido, aseguró que “los jueces pueden investigar a cualquiera, no es que por ser un presidente no lo pueden hacer, pero no con ésta espectacularidad e intencionalidad política de dañar a la Presidenta de la Nación”.

“No me llama la atención la actitud de Bonadio, de actuar queriendo dar una advertencia o hacer un jueguito político, como este allanamiento que hizo Bonadio de la mano de cámaras mediáticas y sabiendo perfectamente que no correspondía y lo que iba a implicar”, expresó además la legisladora.

Investiga a los K. El juez Bonadio ordenó el allanamiento a Hotesur S.A., la empresa de la para establecer vínculos con Lázaro Báez. Luego, no satisfecho con la medida, amplió la investigación hasta el vínculo entre la familia presidencial y el empresario santacruceño. Fuente: Perfil

En Turquía, Francisco lanzó una dura condena al fundamentalismo

El Mundo

Desde Ankara, Francisco exhortó a negociaciones multilaterales para llevar la paz a Irak y Siria; su llegada estuvo rodeada de imponentes medidas de seguridad ante posibles amenazas extremistas

ANKARA.- No al fanatismo, al fundamentalismo, al terrorismo, a la violencia que busca una justificación religiosa. Sí al diálogo intercultural e interreligioso, al diálogo auténtico y creativo, a la libertad de expresión y de religión, a la apertura al encuentro, a soluciones concretas y duraderas a los conflictos.

Apenas llegó ayer a Turquía, el sexto país con más musulmanes del mundo, situado al borde de una de las zonas más explosivas del planeta por al avance del grupo terrorista integrista Estado Islámico (EI), el Papa condenó con fuerza lo que sucede en Siria e Irak, e hizo un urgente llamado a negociaciones multilaterales para que se alcance una paz duradera en todo Medio Oriente.

Todo el tiempo, Jorge Bergoglio estuvo rodeado de decenas de policías y de otras imponentes medidas de seguridad.

“Es preciso contraponer al fanatismo y al fundamentalismo, a las fobias irracionales que alientan la incomprensión y la discriminación, la solidaridad de todos los creyentes, que tenga como pilares el respeto de la vida humana y la libertad religiosa”, dijo Francisco en el primer día de su visita a Turquía, país que definió como un “puente entre dos continentes”, querido por los cristianos por haber sido cuna de San Pablo.

En un viaje delicado, marcado por el auge del extremismo de EI, el Pontífice subrayó la importancia del diálogo interreligioso e intercultural para “erradicar toda forma de fundamentalismo y de terrorismo que humillan gravemente la dignidad de todos los hombres e instrumentaliza la religión”, en los dos discursos que pronunció en la primera etapa de una visita de menos de tres días que hoy lo llevará a Estambul.

En señal de su inquietud por las víctimas del conflicto que crece y crece, Francisco quería visitar alguno de los 22 campos de refugiados que hay en Turquía. Pero los problemas de seguridad y logísticos (tendría que haber volado una hora desde esta capital hasta la frontera Siria) hicieron esa visita imposible.

El Papa también aludió sin vueltas a la tragedia de los países vecinos tanto cuando habló ante el presidente turco, Recep Tayipp Erdogan, como cuando lo hizo, más tarde, ante el presidente del Diyanet, el Ministerio de Culto turco, Mehmet Gormez. Se estima que en Turquía hay un millón y medio de refugiados.

“En Siria y en Irak la violencia terrorista no da indicios de aplacarse. Se constata la violación de las leyes humanitarias más básicas; hubo y hay graves persecuciones contra grupos minoritarios, especialmente -aunque no sólo – los cristianos y los yazidíes: cientos de miles de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares y su patria para poder salvar su vida y permanecer fieles a sus creencias”, clamó Francisco, al hablar en uno de los salones del flamante y faraónico Palacio Presidencial de esta capital, que Erdogan inauguró con esta visita en medio de polémicas por su costo millonario.

El Papa llegó hasta allí escoltado por militares de a caballo, a bordo de un Volkswagen Passat azul, en medio de un operativo de seguridad único ante la posibilidad de amenazas de ataques extremistas y prácticamente nadie en la calle para darle la bienvenida. Antes, visitó el Mausoleo de Mustafá Kemal Ataturk, padre y fundador de la república turca laica y moderna, un must para cualquier líder de visita oficial a este país de 76 millones de habitantes, el 98%, musulmanes.

Asilo para refugiados

Así como hizo durante el vuelo que lo trajo desde Roma a esta capital, cuando saludó brevemente a los 60 periodistas que lo acompañan, ante el presidente Erdogan y ante Gormez, el Papa destacó el papel que tiene Turquía en la zona, al recibir a cientos de miles de refugiados, la mayoría sirios. E hizo un llamado a la comunidad internacional a actuar de forma concreta para ayudar a detener el conflicto.

“Turquía, acogiendo generosamente a un gran número de refugiados, está directamente afectada por los efectos de esta dramática situación en sus fronteras, y la comunidad internacional tiene la obligación moral de ayudarla en la atención a los refugiados”, dijo.

“Además de la ayuda humanitaria necesaria, no se puede permanecer en la indiferencia ante lo que provocaron estas tragedias”, agregó. Y reiteró que “es lícito detener al agresor injusto, aunque respetando siempre el derecho internacional”. “Quiero recordar también que no podemos confiar la resolución del problema a la mera respuesta militar”, dijo.

Acto seguido, llamó a un “gran esfuerzo común, fundado en la confianza mutua, que haga posible una paz duradera y consienta destinar los recursos, finalmente, no a las armas, sino a las verdaderas luchas dignas del hombre: contra el hambre y la enfermedad, en favor del desarrollo sostenible y la salvaguardia de la creación, del rescate de tantas formas de pobreza y marginación, que tampoco faltan en el mundo moderno”. Y finalmente subrayó la “gran responsabilidad” de Turquía, por su historia, su posición geográfica y por su importancia en la región, en este momento tan delicado.

Erdogan, que estuvo reunido con el Papa una hora, aseguró que compartía su misma visión sobre el terrorismo. Y, al igual que el presidente del Diyanet, lamentó la “islamofobia” que reina en Occidente, donde muchas veces el islam es sinónimo de terrorismo.

El mandatario denunció el “terrorismo de Estado” en Siria. “Todo el mundo habla de Estado Islámico, pero no se ve tanto la matanza de 300.000 en Siria”, dijo, en referencia al régimen de Bashar al-Assad, y recordó también “la matanza de niños” cometida por Israel en Gaza.

Después de esta primera etapa “política” en Ankara, el Papa volará hoy a Estambul, donde luego de visitar dos sitios de alto valor simbólico, el museo de Santa Sofía y la Mezquita Azul, volverá a abrazarse con Bartolomé I, patriarca ecuménico de Constantinopla.

Los ataques en Siria, para el libro Guinness

2000

  • El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) señaló ayer que el régimen de Bashar al-Assad debería figurar en el libro Guinness de los récords por haber llevado a cabo unos 2000 ataques aéreos contra la población civil en los últimos 40 días.
  • La ONG hizo esa referencia luego de que Guinness homologara el récord de un canal oficial en Damasco que emitió un programa durante 70 horas seguidas. “Desde la aparición de los primeros aviones de guerra, ningún régimen en la historia usó tanto sus aviones de combate contra su pueblo”, dijo el director de OSDH, Rami Abdel Rahman.

Ataques aéreos

En los últimos 40 días, el régimen sirio lanzó una gran ofensiva contra la población civil, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Por Elisabetta Piqué  | LA NACION

Ataque de ira de Cristina, que pide la cabeza de Bonadío

El allanamiento a las oficinas de Hotesur SA, sociedad controlante del hotel Alto Calafate, de Cristina Fernández, hizo que la primera mandataria viajara raudamente a recluirse en Santa Cruz. Según pudo saber Urgente24, por estas horas la Presidenta está furiosa con el operativo judicial y reclama un jury de enjuiciamiento contra el juez que ordenó la pesquisa, Claudio Bonadio. Piensa, tal y como dijo dijo esta mañana Jorge Capitanich, que hay un hostigamiento “despiadado” contra ella y un intento de “golpismo judicial”. En tanto, el constitucionalista K, Eduardo Barcesat, denunció a senadores opositores que firmaron el compromiso de no tratar el pliego de quien el Gobierno designe para reemplazar a Eugenio Zaffaroni en la Corte Suprema, hasta diciembre de 2015. La acusación es por “sedición”.

Cristina en El Calafate, día de furia por el allanamiento a Hotesur SA.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El allanamiento a las oficinas de Hotesur SA, sociedad que controla el hotel Alto Calafate propiedad de Cristina Fernández, interrumpió el reposo de la primera mandataria tras el episodio de la sigmoiditis que la tuvo internada en el hospital Otamendi. Apenas supo la novedad se subió a un avión rumbo a El Calafate, su ‘lugar en el mundo’. Pero una vez allí, según pudo saber Urgente24, tuvo un ataque de furia. En principio quiere la cabeza del juez que ordenó el allanamiento, Claudio Bonadio, a través de un jury de enjuiciamiento. Sostiene que si en una denuncia que lleva apenas unos días ordena estos allanamientos es porque hay algo contra ella. Luego, cree que el Poder Judicial la hostiga, algo de eso dijo Capitanich esta mañana en un duro discurso con varias acusaciones graves.

Es extraño que Cristina se altere tanto por las pesquisas judiciales, es algo a lo que deberá acostumbrarse a que le ocurra todos los días cuando no esté en el poder, aunque parece más convencida de que su avance sobre la Justicia le otorgará una amplia protección.

Esta mañana, el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, salió a defender a Cristina con conceptos que parecen provenir de la mente de la primera mandataria. Habló de hostigamiento del Poder Judicial al “Ejecutivo”, que es lo mismo que decir a Cristina ya que el Poder Ejecutivo es unipersonal en la figura del Presidente de la Nación.

Luego, acusó al Poder Judicial de mantener un “ataque despiadado” contra el Gobierno y dijo que algunos jueces “hostigan permanentemente”.

También habló de “denuncias falsas”, y denunció una estrategia de “golpismo activo“.

El allanamiento ordenado por Bonadío ocurrió en el domicilio de Hotesur SA, en Lavalle 975 Piso 4º de Capital Federal

Paralelamente, el portal informativo santacruceño OPI recordó que el domicilio Fiscal que la empresa de la familia presidencial tiene en Río Gallegos está en donde funciona la Inmobiliaria Sancho, lugar en que habitualmente permanece Máximo Kirchner.

Hasta el momento (20/11) OPI confirmó que no hay pedido de un procedimiento similar por parte del Juez Bonadío al domicilio Fiscal de Hotesur SA.

En tanto, también este viernes (21/11), siguió la embestida K en torno a la Justicia. El constitucionalista K, Eduardo Barcesat, denunció a ocho senadores nacionales por el delito desedición”, son: Ernesto Sanz, Gerardo Morales, Carlos Reutemann, Fernando Solanas, Juan Carlos Romero, Diego Santilli, Gabriela Michetti y Luis Juez. Acusa a esos legisladores a negarse a tratar la designación del nuevo integrantes de la Corte Suprema.

Barcesat no podría actuar por sí solo sin ninguna aprobación del Gobierno para una denuncia semejante.

“Ha tomado estado público la iniciativa, ya concretada, de senadores nacionales, para operar una connivencia delictiva a fin de impedir que el Poder Ejecutivo Nacional cumplimente la manda constitucional” de cubrir la vacante en la Corte, dijo Barcesat que añade que la decisión de los senadores opositores “denigra la jerarquización constitucional de los partidos políticos que son instituciones fundamentales del sistema democrático”.

“Las vacancias son para ser cubiertas no para convertirse en escenario de impedimento de la integración de otro de los poderes que conforman el gobierno federal“, resumió Barcesat.

Los senadores acordaron “rechazar el tratamiento de cualquier solicitud de acuerdo para la designación de jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación hasta tanto finalice el próximo proceso electoral en virtud del cual se elegirá el nuevo presidente de la Nación y se renovarán parcialmente ambas cámaras del Congreso“.

La corrupción ya carcome al poder presidencial

El Gobierno busca destituir a Bonadio para que no avance en la investigación contra Cristina. Se trata del mismo juez que, en el 2009, Kunkel y Conti salvaron de la acusación que ahora reflota el secretario de Justicia.

CONTRA BONADIO. Preocupa a la Presidenta la investigación sobre su fortuna.CONTRA BONADIO. Preocupa a la Presidenta la investigación sobre su fortuna.

Otra vez el kirchnerismo desempolvó el guión del circo destituyente. Otra vez, el cuento de las víctimas de una avanzada judicial contra el modelo. Ahora, el enemigo es el juez Claudio Bonadio, a quien buscan destituir por su pasado noventista y sus negocios personales. La estrategia desnuda que la realidad apunta hacia otro lado: el problema no es el pasado y los bienes de Bonadio sino la fortuna y el futuro de la Presidenta.

Cristina Kirchner se ocupó de demonizar al magistrado cuando este se interesó en su oscura contabilidad hotelera. La sospecha que sobrevuela la causa es que la familia presidencial utilizó su compañía Hotesur, propietaria del hotel Alto Calafate, para ingresar dinero negro proveniente de supuestos “retornos” de contratos de obra pública.

lazaro-baez.jpg

La hipótesis no es descabellada: hay evidencia de que el amigo K y principal beneficiario de la obra pública del sur, Lázaro Báez, le pagó más de 10 millones de pesos a la familia presidencial entre 2010 y 2011 por el alquiler de habitaciones que nunca ocupó. En el mundo de los negocios paralelos se habla de hoteles con servicio de lavandería. Allí, nadie piensa en toallas ni sábanas.

Mientras el juez busca evidencia que ligue a la Presidenta con Báez, el secretario de Justicia pretende avanzar con su destitución en el Consejo de la Magistratura, un terreno donde Bonadio y el kirchnerismo solían ser aliados.

La historia en común en ese ámbito es sorprendente. El kirchnerismo ayudó a limpiar el pasado menemista del juez, tanto es así que desde el Consejo de la Magistratura se ocupó de bloquear entre 2003 y 2011 todos los pedidos de juicio político que se sustanciaron y que apuntaban a revelar supuestas complicidades del juez con el poder de turno.

Hubo un caso emblemático: la investigación por el encubrimiento del atentado a la AMIA, que estuvo a cargo de Bonadio. En el centro de la causa estaba el exministro Carlos Corach, que había sido su jefe en el Ministerio del Interior.

La falta de avances por parte del magistrado provocó su apartamiento del caso en 2005. Como respuesta, el juez llamó a indagatoria al entonces ministro de Justicia Horacio Rosatti en un expediente sobre el estado de las cárceles federales. Rosatti lo denunció ante el Consejo por imparcialidad y abuso de poder y pidió su destitución.

Tan emblemático como el caso son los protagonistas posteriores de esta historia. En febrero de 2009, los encargados de desestimar la acusación por mal desempeño en el Consejo de la Magistratura fueron los jueces Luis María Bunge Campos y Luis María Cabral, la exsecretaria de Justicia Marcela Losardo, representante del Ejecutivo en el Consejo y las otrora espadas de del kirchnerismo ante el Consejo: los legisladores nacionales Nicolás Fernández, Diana Conti y Carlos Kunkel.

A la luz de los ataques que Conti y Kunkel lanzaron en estos días contra Bonadio, la historia parece inverosímil, pero basta con repasar las actas del plenario de ese cuerpo para advertir que aquel fue tan sólo un capítulo de una extensa novela en la que el kirchnerismo logró rescatar al juez. Por Damián Glanz. TN. Nota completa: http://tn.com.ar/opinion/la-corrupcion-ya-carcome-al-poder-presidencial_551857

Cristina está nerviosa

“¿Qué te pasa, Clarín, estás nerviosho?”
Néstor Kirchner en un acto en Tres de Febrero, el 8 de marzo de 2009.

cristina%20preocupada

Foto de archivo-No corresponde a la nota

La decisión del juez Claudio Bonadio de allanar las oficinas de Hotesur S.A. después de la denuncia de Margarita Stolbizer fue el comienzo de una batalla de resultado incierto: el senador Marcelo Fuentes denunció, horas más tarde, al juez penalmente por enriquecimiento ilícito, y propuso peón por peón: pidió el allanamiento de Mansue S.A., una empresa de la que el juez es accionista en un 20%. La causa quedó a cargo del juez Julián Ercolini, que sobreseyó al matrimonio Kirchner cuando investigó su crecimiento patrimonial entre 1995 y 2004. Al mismo tiempo, el secretario de Justicia, Julián Alvarez, impulsó el pedido de juicio político contra Bonadio en el Consejo de la Magistratura. El Gobierno salió en bloque a atacar al juez, y Aníbal Fernández llegó a afirmar que “en ningún país serio se allana la empresa de un presidente”. El caso de Bonadio se transformó así en una remake pornográfica del caso Campagnoli: hay que castigar al que se anima a investigar al gobierno. Súbitamente, el Gabinete en pleno se acordó de que Bonadio era un juez de la servilleta de Corach, y reflotó nueve pedidos de destitución que dormían en el Consejo de la Magistratura esperando el momento oportuno, esto es, cuando el juez se volviera díscolo. Aunque si se lo compara con Oyarbide, Bonadio es una combinación de San Martín y Belgrano, su historia no escapa a la de la mayoría de los jueces federales. Las denuncias por mal desempeño son:

El caso Tandanor, donde se lo acusa de extender el plazo de elevación a juicio generando el sobreseimiento de todos los acusados por la venta del astillero.

La tragedia de Once I: denunciado por los familiares de las víctimas por demoras en las indagatorias.

La tragedia de Once II: dio la orden de cesar en la búsqueda de sobrevivientes, entre ellos Lucas Menghini Rey.

Causa Yoma: demora intencional de la etapa de instrucción.

Mal desempeño en un juicio por el contagio de 1.200 pacientes hemofílicos.

Malos tratos en el juzgado a un procesado que se presentó para solicitar el sobreseimiento.

Malos tratos a una abogada.

Por encabezar una campaña de hostigamiento para limitar la legítima defensa de un acusado.

Abuso de autoridad en la causa contra Ricardo Jaime.

Todas estas acusaciones llevan años de existencia, y tres tienen dictamen desestimándolas: Tandanor, Yoma y Hemofílicos. El Gobierno necesita una mayoría especial, nueve votos de trece, para juzgar al juez, y sólo suma siete. Pero sí pueden aplicarle sanciones disciplinarias, y con “pluralidad de sanciones” un juez puede ser acusado de mal desempeño y tener que enfrentar un jury.

–Esta es una pelea entre ladrones, le dijo a Clarín uno de los miembros del Consejo. Bonadio le conoce algunas al poder, y el poder le conoce otras a Bonadio. Favores les ha hecho bastantes. La pelea, en realidad, empieza cuando Bonadio lo procesa a Boudou. Antes de eso, los kirchneristas no impulsaron ninguna causa en el Consejo.

Pero ahora hay una diferencia: Cristina está nerviosa, la ruta del dinero K, su relación con Lázaro Báez y las operaciones hoteleras de lavado comienzan a unirse en un juego de pinzas peligroso que escapa a su control. En Argentina el juez Tortuga Casanello sigue demorando todo lo posible la indagatoria a Báez padre e hijo, y evita colaborar con los tribunales extranjeros que instruyen causas conexas: la Justicia uruguaya ya envió tres exhortos a la Argentina que nunca fueron respondidos. A pesar de eso, en la causa llegó a probarse la sospechosa compra del campo El Entrevero realizada en 2011 por 14 millones de dólares, y vinculada con Pérez Gadin, el contador de Báez, cinco testaferros, dos sociedades anónimas y seis bancos. En Suiza la Justicia dispuso el bloqueo de diez cuentas vinculadas a Báez, y en Nevada el Fondo Buitre NML hizo una presentación judicial para obtener datos de 123 empresas que, como ya había probado el fiscal Campagnoli, pertenecen a Lázaro; allí buscan los rastros de 65 millones. Los representantes de la American Task Force Argentina brindaron a la prensa un gráfico en el que indican cómo salió el dinero de Lázaro desde Argentina hacia Uruguay, Panamá, Belice y las Islas Vírgenes Británicas, después a pequeños fondos en las Bahamas, y desde allí a Estados Unidos. Más tarde esos fondos fueron depositados en Suiza y Lichtenstein por empresas radicadas en las Islas Seychelles.

En otro fuero, el Penal Tributario, el juez Javier López Viscayart ordenó allanar las oficinas de Lázaro en el Pasaje Carabelas 241, a partir de una denuncia de Elisa Carrió. Carrió denunció a Báez después de que Hugo Alconada Mon publicara en La Nación parte de la documentación de la empresa Valle Mitre, administradora de empresas de Báez donde se acredita el alquiler de 1.100 habitaciones al mes de los hoteles presidenciales. Báez les pagó a los Kirchner casi 3,2 millones de pesos en concepto de alquiler del hotel Alto Calafate; fueron en total 14,5 millones durante 2010 y 2011. Viscayart investiga el manual básico del lavado de dinero: a través de hoteles con habitaciones vacías.

Cuando fue evidente que la sede social de Hotesur, la empresa presidencial, estaba en una dirección falsa, y que en efecto se había atrasado varios años en la presentación de los balances ante la IGJ, el Gobierno decidió traer la manada de elefantes para ocultar el elefante propio: denunció la existencia de unas cuatro mil cuentas en Suiza que habían sido reveladas por un empleado infiel del HSBC en Europa. Hay quienes sostienen que esta reacción fue intempestiva y equivocada: no llegaron a cruzar la existencia de las cuentas con las declaraciones ante la AFIP, y varias de ellas serían cuentas declaradas, con lo cual la denuncia queda sin sustancia.

En el río revuelto también aparecieron cuentas en Suiza de la tropa propia: Alvarez Agis, el segundo de Kicillof, entre otros. El mensaje es claro: nosotros somos chorros, pero ustedes también.

Es obvio que el kirchnerismo no inventó el apriete a los jueces, pero nunca lo había hecho tan evidente ni a la luz del día, lo que quizás marque su nivel de desesperación. Les va a ser difícil tapar el sol con la mano. Fuente: Clarín

Álvarez presentó una denuncia contra Bonadio por “mal desempeño” de sus funciones