Yihadistas del ISIS destruyen estatuas milenarias en Irak

EN EL MUSEO DE MOSUL

Se trata de piezas asirias invaluables del siglo VII antes de Cristo. Los extremistas consideran que son fuente de idolatría y politeísmo.

Los extremistas del Estado Islámico (conocidos como ISIS) difundieron ayer un video donde muestran cómo destruyen a mazazos el invaluable patrimonio histórico del Oriente Antiguo que conservaba el Museo de la Civilización de Mosul, en Irak.
Yihadistas-ISIS-destruyen-principales-Mosul

Yihadistas-ISIS-destruyen-principales-Mosul

En una nueva expresión de intolerancia y oscurantismo de esta agrupación extremista, los yihadistas reducen a polvo las obras que se encontraban allí y que datan de la época asiria, siglo VIII y VII antes de Cristo.

Entre ellas resalta la figura de un guardián de la Puerta de Nergal de la fortaleza de Nínive, centro del imperio asirio. La pieza dataría del siglo VII antes de Cristo. Nínive, en el norte de Irak, contaba con 15 grandes entradas en la muralla de la ciudad, fue destruida en 612 a.C. Los arqueólogos que trabajaron allí desde 1840 lograron sacar a la luz partes de algunos palacios y templos.

El argumento de los integristas es que estas figuras fomentan la idolatría y el politeísmo, algo prohibido por los seguidores de esta versión fundamentalista de la fe islámica.

En una escena del video, un martillo mecánico es empleado para desfigurar un gran toro alado asirio en un sitio arqueológico de la ciudad, que el grupo controla desde el pasado verano. “Musulmanes, estas estatuas eran ídolos para la gente de tiempos antiguos, que las adoraba en lugar de adorar a Dios”, dice uno de los combatientes a la cámara.

“Los llamados asirios, acadios y otros pueblos tenían dioses para la lluvia, para la cosecha, para la guerra… e intentaban acercarse a ellos con ofrendas”, continúa. “El profeta eliminó y enterró los ídolos en la Meca con sus benditas manos”, agregó en referencia a Mahoma.

Expertos dijeron que en muchos casos las obras destruidas eran piezas originales. La figura asiria principal, un ser con rostro humano que los asirios consideraban una deidad protectora, era un ejemplar único “del arte icónico oriental antiguo”, explicó Markus Hilgert, director del Museo del Antiguo Oriente Próximo de Berlín. “Es como si alguien destruyera la esfinge en Egipto”, señaló.

Esta semana también se reveló que el ISIS quemó una biblioteca en la que había numerosos manuscritos y archivos de Irak.

El caso recuerda lo sucedido con las estatuas de Buda de Bamiyán destruidas por talibanes en Afganistán. Este domingo se cumplen exactamente 14 años desde que el régimen islamista afgano comenzó a destruir las dos estatuas de 38 y 55 metros del siglo VI. Fuente: Clarín

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: