Amenazan a todo un barrio: “Vendrán tiempos violentos”

RosarioLos vecinos salieron a protestar por el crimen de un verdulero en un asalto. Les respondieron con carteles intimidatorios.

ultimo-cartel-intimidatorio-Aparecio-arbol_CLAIMA20150320_1098_27

En la madrugada del domingo 1º de marzo Damián Lucero, un verdulero de 36 años que vivía en la zona de la terminal de ómnibus de Rosario, salió de su casa para ir a buscar a una de sus hijas y a su hermana, quienes regresaban de Buenos Aires. Tenía cuatro hijos y una mujer embarazada de seis meses. A cinco cuadras de la estación de ómnibus dos motochorros lo asaltaron. El se resistió al robo y le pegaron tres puntazos en el pecho y en el abdomen, a los que no logró sobrevivir.

Su crimen generaría consecuencias inéditas. Sus vecinos de Agote, un típico barrio de clase media de Rosario, se movilizaron al día siguiente para reclamar justicia y seguridad. Esa actitud pareció intolerable para los delincuentes.

Una semana después, aparecieron en el barrio improvisados carteles amenazantes contra los vecinos. El tema se hizo público y pareció que había quedado ahí. Pero anteayer volvieron a verse mensajes intimidatorios en un árbol, por lo que se inició una investigación de oficio desde el Ministerio Público de la Acusación.

Dos vecinos, en representación de varias decenas de personas del barrio, se presentaron ayer ante la Justicia con fotografías del nuevo cartel. “Su vecino no valía ni dos pesos y ahora que está muerto lo endiosan. Malditos hipócritas. Colgarse de un muerto. Ahora vendrán tiempos violentos. Van a tener que ch…”, se lee allí, con letra manuscrita, sin errores de ortografía y con groserías irreproducibles.

En la Fiscalía indicaron ayer a Clarín que llamaba la atención la elaboración del texto. La caligrafía es semejante a la de los carteles anteriores y hasta despertaba curiosidad la repetición de algunas palabras. “Tontos, ¿de qué se quejan? Ustedes no le dieron una moneda al pibe pobre y ahora es un pibe chorro el que les va a sacar todo. Putas de mierda, garcas, narices paradas. Entreguen toda la platita o van a terminar asesinados como el verdulero. Malditos hipócritas”, rezaban los primeros mensajes que aparecieron en postes de luz, vidrieras y paredes de Agote. Peritos calígrafos trabajan ahora en la comparación de todos los escritos.

Los vecinos estiman que los mensajes buscan evitar que realicen más denuncias y que insistan con marchas para reclamar medidas de seguridad. De todas maneras, ya tienen previsto hacer una nueva movilización el próximo 1° de abril, cuando se cumpla un mes del asesinato de Lucero.

De la marcha anterior participaron unos 500 vecinos, el 2 de marzo. Aquel día fueron desde la casa del verdulero hasta la comisaría del barrio. Denunciaron que los episodios de inseguridad en Agote sólo se explican porque existe complicidad policial. Y reclamaron que las autoridades de la seccional fueran removidas.

Pero no cambió nada. El fiscal Adrián Spelta, que investiga el crimen de Lucero, reveló que hay filmaciones que permitirían avanzar en la identificación de los asesinos. Sin embargo, por el momento no hay detenidos. Fuente: Clarín

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: