Hay más peatones tecnológicos y son un riesgo para la seguridad vial

Tránsito.Un estudio hecho en 15 esquinas porteñas detectó que ya son casi el 14% los que cruzan mientras hablan por teléfono, mandan mensajes o escuchan música con auriculares.

Hablando-distraccion-Foto-Diego-Diaz_CLAIMA20150320_0469_27

Nadie puede dudar de las ventajas de la tecnología, pero tampoco desentenderse de sus riesgos. A medida que los smartphones se fueron popularizando en los últimos años, cada vez más gente accedió a las ventajas de la comunicación al instante. Pero la alienación que a veces produce la dependencia a la pantalla puede tener efectos nocivos: en los últimos años aumentó la cantidad de personas que sufren accidentes en la calle por no prestar atención cuando caminan o cruzan una calle.

A este fenómeno se lo conoce como el de los “peatones tecnológicos”. El problema es que se está convirtiendo en un riesgo más para la seguridad en el tránsito. Un relevamiento del Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM) realizado en esquinas porteñas detectó que un 13,8% de los peatones cruzaron las calles distraídos con sus celulares: el 7,2% iba con auriculares, el 3,5% hablaba por teléfono y el 3,1% mandaba mensajes de texto. Según OVILAM, un informe similar del año pasado había encontrado un 10,5% de peatones tecnológicos. El estudio se realizó en 15 esquinas muy transitadas, como Santa Fe y Callao o Corrientes y Florida.

El dato podría no pasar de una curiosidad si no fuera por su gravedad en el marco de la accidentología vial: según las últimas estadísticas oficiales, en 2013 hubo 86 muertos en accidentes de tránsito en las calles porteñas, de los cuales 41 personas, el 47%, fueron peatones. Está claro que quienes caminan por las calles son quienes más riesgos corren, tendencia que se da en porcentajes similares en otras ciudades del mundo. Y ni hablar de los casos de personas que no prestan atención al cruzar una barrera y terminan arrollados por un tren, porque en muchos casos van con auriculares y no escuchan la bocina de la locomotora.

Aunque sin estadísticas, el aumento de accidentados se nota también en los servicios de salud. En el SAME confirmaron que en los últimos tres años están viendo cada vez más casos de peatones lastimados por cruzar sin prestar atención. No todos los heridos se producen en accidentes viales, también hay personas que terminan en el hospital porque se tropiezan o se golpean con un poste de luz, y hasta hubo casos de personas que, por caminar sin mirar, pisaron un perro y terminaron con mordeduras.

Se trata de un problema que crece en todo el mundo. Ya en 2008 la Asociación Americana de Emergencias Médicas emitió un informe en el que alertaba sobre “los adolescentes y los adultos jóvenes que llegan a los servicios de emergencia con lesiones graves, a veces fatales, porque no prestan atención a su ambiente mientras reciben y envían mensajes de texto”.

Volviendo a Buenos Aires, la dependencia del celular no es la única inconducta de los peatones. El relevamiento del OVILAM también encontró un 19,5% de los peatones no respetaba el semáforo y cruzaba a destiempo, que un 18,2% no cruza por las sendas peatonales en las esquinas y, en especial, que un 32,8% de los peatones espera al semáforo parado sobre la calzada, lo cual es tan innecesario como peligroso.

Si un automovilista habla por teléfono mientras conduce puede ser sancionado con una multa de $ 640, o de $ 1.280 si estaba mandando un SMS. Pero en el caso de los peatones no hay sanción posible. Por eso, la única posibilidad es la educación. “Contra el uso de la tecnología no se puede ir. El camino es concientizar mediante campañas de difusión. Y también que los policías y agentes de tránsito tengan un rol activo y le adviertan a la gente cuando está por cruzar mal, porque la sanción moral también colabora”, explicó Fabián Pons, presidente de OVILAM.

En noviembre pasado el Gobierno porteño lanzó la campaña “Al girar, prioridad peatón”, por la cual colocó carteles en el micro y macrocentro para que los automovilistas respetaran el paso de los caminantes en las esquinas. “Lo más importante es que los conductores tienen que entender que al peatón hay que respetarlo porque es el eslabón más débil de la cadena. Aunque esté cruzando mal no hay que atacarlo con el vehículo, porque se lo puede lastimar o hasta matarlo. Por eso insistimos con la prioridad de paso del peatón, sobre todo en los giros. En segundo lugar, el desafío de todas las ciudades es tener una infraestructura más segura y amigable para los peatones. Y en tercer lugar, también hay que trabajar en la educación de los peatones, para que respeten las normas”, aseguró Guillermo Dietrich, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad. Por Pablo Novillo – Clarín

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: