El PRO negocia con caciques del PJ y bajaría candidatos

Los miércoles por la noche, varios dirigentes del PRO con pasado peronista se sientan a comer y a explorar variantes para hacer pie en el Conurbano y mantener a salvo las chances presidenciales de Mauricio Macri. La idea es una sola: necesitan sumar una pata peronista al espacio que les garantice una buena fiscalización. Todos piensan en la red que tejen el ahora ex massista Jesús Cariglino y Gerónimo Venegas. Sólo hay dudas en torno a los gestos necesarios para traerlos. El jefe de Gobierno y la candidata a Gobernadora María Eugenia Vidal descartaron la primera opción que les acercaron e incluía internas abiertas entre la vicejefa porteña, un candidato peronista y el sanisidrense Gustavo Posse.

Foto de archivo- No corresponde a la nota

Foto de archivo- No corresponde a la nota

Ahora, los comensales Fernando Niembro, Jorge Triaca, Emilio Monzó y Diego Santilli, entre otros, avanzaron con una propuesta que implica bajar a algunos candidatos del PRO en distritos calientes.

En Lomas de Zamora, el ex futbolista Julio Cruz sería uno de los primeros en deponer su candidatura. Y ya hay conversaciones con el duhaldista Osvaldo Mercuri para sumar a su hijo Gabriel, que hasta ahora recorría el distrito como candidato de Massa. Si Cariglino cierra, Walter Queijeiro suplantaría a “Tommy” Dunster en Quilmes. En Almirante Brown y José C. Paz también hay conversaciones en ese sentido. Si algunos no se bajan, ya se negocia con otros referentes del peronismo bonaerense para cuidar solamente las boletas de Macri-Presidente. La iniciativa tiene aceptación, prueba de eso fue la presencia del candidato en Lanús Néstor Grindetti y del armador de la tercera sección y mano derecha de Vidal, Federico Salvai, en la última cena en la calle Defensa. La necesidad hizo que ya no exista tanta resistencia a “desperfilar” la campaña de Macri, que en todo el país criticó los 25 años de gobiernos del PJ. En un acto de uno de los dirigentes de esa mesa se cantó la marcha peronista tres veces.

Más que los nombres propios interesan las segundas líneas que puedan fiscalizar esa elección. Algo similar ya ocurrió en La Matanza donde otro ex FR -Miguel Saredi- pasó a ser el referente del PRO y el martes pasado recorrió el distrito más populoso de la provincia. Allí la prioridad es mantener el control de González Catán, Laffarere y Virrey Castillo. El aparato de fiscalización de la UCR pesa más en el interior de la provincia.

Macri necesita crecer en el Conurbano. Por eso ayer encabezó el timbreo nacional del PRO junto a Vidal en el partido de Moreno. Cerca del jefe de Gobierno prefieren idear propuestas que beneficien a los vecinos del área metropolitana en vez de mostrar la gestión en la Ciudad. Por Guido Carelli Lynch– Fuente: Clarín

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: