Macri cerró la posibilidad de ganar la provincia con fórmula pura de Vidal-Ritondo

María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo es un binomio porteño

María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo es un binomio porteño

Mauricio Macri ha decidido entregar la posibilidad de triunfar en la provincia de Buenos Aires. Ha llevado al límite máximo la famosa pureza que se instaló en las discusiones de campaña por estos tiempos. La fórmula de María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo es un binomio porteño para hacer bien en el territorio más caliente de la elección nacional. La experiencia en Santa Fe no hizo mella para torcer en algún punto el rumbo. Todo lo contrario. Esta decisión también entierra la idea del massismo sin massa. 

Es cierto que María Eugenia Vidal viene recorriendo la provincia de Buenos Aires hace mucho tiempo a pesar de ser la vice jefa de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. En medio de las versiones de todo tipo, Mauricio Macri siempre decidió sostenerla como postulante del PRO. La llegada de Cariglino o de Posse, con aspiraciones ambos de ir por la gobernación no movieron un milímetro la postura del líder del PRO. 

A lo sumo, Macri estaba dispuesto a ensayar el “massismo sin massa”. Por eso le sugirió a Joaquín De La Torre que sea el compañero de fórmula de Vida. No fue posible. 

El intendente de Malvinas Argentinas, conocedor de los vericuetos del conurbano, insistió hasta último momento para que haya una apertura a sectores del peronismo para sostener y apuntalar la candidatura de Macri presidente y Vidal gobernadora. No hubo caso. 

La decisión de ubicar a Cristian Ritondo como compañero de Vidal es poner fin a cualquier posibilidad de acuerdo con otros sectores en la provincia de Buenos Aires. Ni siquiera en Santa Fe, por estas horas en el centro de la escena, hubo una fórmula tan pura como esta. Parece la certificación que no se busca ganar en el principal territorio del país. Y por carácter transitivo, en el orden nacional. 

Es verdad que Cristian Ritondo es un dirigente que nació a la política antes que surgiera el PRO. Es peronista y estuvo con Menem en su juventud. Pero no es bonaerense. Es de Mataderos. Nadie pone en duda su capacidad política. Pero su designación es un claro mensaje: no hay apertura para nadie. 

Debe ser muy difícil para lo peronistas de la provincia de Buenos Aires tener que trabajar para una fórmula capitalina. En definitiva es una de las mayores críticas que hacían cuando Néstor Kirchner designó a Daniel Scioli para la provincia. Pero hábil, el ex presidente puso como compañero de fórmula a Alberto Balestrini, caudillo de La Matanza. 

Si se confirma que Marcos Peña es el candidato a Vice de Macri no habrá duas que la pureza ha triunfado rotundamente. Aunque sea para perder. Fuente: elembudo.tv

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: