Según un programador que detectó fallas en el sistema de voto electrónico, allanaron su casa

2050098w300

Según la agencia Télam, lo ordenó la jueza María Luisa Escrich; en diálogo con LA NACION, el informático Joaquín Sorianello se defendió: “No soy un hacker”; y aclaró que denunció las deficiencias del software para que no haya falsos resultados en el escrutinio

La polémica por el sistema de voto electrónico para las elecciones porteñas de mañana no se detiene. Ayer se supo que el software tiene un problema de seguridad que permitiría sumar varios votos de un candidato en una misma boleta, que se suma a la filtración de parte de código fuente de ese software y otras quejas por la seguridad del sistema.

Joaquín Sorianello es un programador que se enteró de esta información a través de la cuenta de Twitter @fraudevotar y corroboró que lo que se filtró en la web puede cambiar los resultados de la votación. El lo explicó así a LA NACION: “Lo que trascendió son los certificados SSL de los terminales que envían los datos desde las escuelas al centro de cómputos”Al ser los que validan un envío digital de información, podrían ser usados para enviar resultados falsos del escrutinio.

Según él, anoche ya pasadas las 22, recibió el llamado de un familiar que le avisó que la Policía Metropolitana le estaba allanando su domicilio en busca de cualquier aparato electrónico que contuviera memoria. El estaba en Bariloche, donde dijo que se fue a pasar unos días con su familia. Desde allí, en una conversación telefónica con este medio, en un estado de visible nerviosismo, dijo: “Yo no tengo nada que ocultar, apenas me enteré de esto [por la falla de seguridad del sistema de votación electrónica] me contacté con la empresa MSA para avisarle”. Y agregó: “Si quisiera hackear o hacer algo dañino no le hubiera avisado a la empresa”.

Según informó la agencia Télam, la jueza María Luisa Escrich ordenó el allanamiento en la casa del programador, que concretó la Policía Metropolitana.

“Me llamó mi tío contándome que estaban por allanar mi domicilio. Tuvo que ir mi novia porque yo estoy en Bariloche; llegó justo, casi me rompen la puerta. Se llevaron computadoras, pendrives”, dijo. Y se sinceró: “Estoy muy asustado, me cagué todo”.

El programador informático siguió su declaración telefónica. Es una de las tantas que -dijo- hizo durante esta noche. También Twitter fue su herramienta de expresión: se puede ver en su cuenta una catarata de tuits descargándose sobre este episodio. Incluso en esa red social informó sobre el allanamiento. “La verdad que es increíble, le aviso a la empresa que tienen una falla en el sistema de voto y lo siguiente que hacen es allanarme el domicilio a mí en vez de buscar a los verdaderos culpables. La cuenta @fraudevotar es la que publicó toda la información”, manifestó ofuscado. Y siguió: “Yo sólo soy un programador, no soy un hacker”.

Sorianello declaró a LA NACION que se contactó con la comisaría de Caballito para corroborar el allanamiento: “Me dijeron que sí, pero no pudieron decirme ni por qué era ni cuánto iban a tardar”. Además, dijo que no recibió ningún llamado de la empresa cuando hace más de una semana que les comentó sobre la falla. Fuente: La Nación

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: