Cuba: una revolución detenida en el tiempo

Cuba – Mausoleo del Che (Santa Clara) y Trinidad:  Algunas fotos del camino por las ciudades del interior. Al menos esta fue la impresión que me traje del ultimo viaje realizado a este bellísimo país, con una población buena, casi inocente, con una mansedumbre que asombra.

La ciudad de Trinidad es una ciudad colonial conservada, data del 1500. Fue una acaudalada ciudad azucarera de Cuba, de las primeras en fundarse.

Alquilamos un “carro como dicen los cubanos” Plymouth 1940 cuatro puertas, los descapotables son más costosos y para viajes cortos ya que el sol es abrasador y desde luego los sombreros vuelan. La gente del lugar que no tiene comercios ni se asoman por eso van a ver las fotos desiertas. En los sitios turísticos podes encontrar gente de cualquier lugar del mundo, desde China hasta Canadiense, pasando por todos los países nórdicos europeos.


Una breve reseña de Trinidad: CIUDAD MUSEO EN EL CENTRO DE CUBA

El dinámico crecimiento del turismo en la mayor de Las Antillas, presente en la economía cubana durante los últimos años, está acompañado de la incorporación de nuevas opciones vinculadas con ofertas de sol, playa, cultura, historia y tradiciones.

Apoyada en más de cinco siglos de quehacer en la isla, la industria del ocio aprovecha el interés de los visitantes por conocer los más diversos detalles del país caribeño, con atractivos singulares como el que muestra la ciudad de Trinidad.

Ubicada en la central provincia de Sancti Spiritus, la antaño conocida como Villa de la Santísima Trinidad tuvo su origen hacia el 1514, para colocarse entre las siete primeras villas fundadas por los españoles en el archipiélago cubano.

También llamada la Ciudad Museo de Cuba, tiene el privilegio de ser una de las localidades coloniales del país y califica además entre los conjuntos arquitectónicos más completos y conservados del continente americano.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y ruta obligada hacia la conquista de nuevos territorios, se asentó junto a las márgenes del río Guaurabo, donde los españoles encontraron una población autóctona utilizada como mano de obra, tierras fértiles y excelentes puertos para la preparación de expediciones.

Casonas coloniales, amplias, cómodas y ventiladas, palacios donde el lujo y el derroche hicieron de las suyas para integrarse al arte colonial cubano, convierten a Trinidad en una indiscutible joya urbanística y arquitectónica de antaño.
El signo decorativo característico de las viviendas de la ciudad tiene su base en la ornamentación neoclásica, reflejada en murales, molduras, marcos de madera y en las caprichosas formas que los forjadores del hierro lograron imprimirle, para que se convirtiera en uno de los mayores encantos de la ciudad.

Verdadero tesoro de las más diversas riquezas, la villa extendió sus límites en el siglo XVI, apoyada en la incipiente industria azucarera, para crecer como un núcleo urbano entre rejas de singulares formas, llamativas edificaciones y calles empedradas.

Cuenta la historia que el sitio escogido por el Adelantado Diego Velázquez para la fundación esta donde se localiza actualmente el Parque Martí, con la primera misa a la sombra de un jigüe y a cargo del padre Fray Bartolomé de las Casas.

Hacia el siglo XVII cobran forma en la villa las principales actividades económicas, centradas en la ganadería, el tabaco y comercio de contrabando, para finalmente orientarse en el siglo XVIII hacia la industria azucarera, hasta llegar a ser en 1827 la urbe de mayor cantidad de inmuebles de mampostería y tejas por habitantes de Cuba.

Blanco codiciado por corsarios y piratas, numerosos en los mares que rodeaban a la mayor de Las Antillas, Trinidad acumuló una gloriosa historia de enfrentamientos contra ese flagelo, muy común en la época.

Con todos esos atractivos, a los cuales se añade una infraestructura hotelera de primera línea, la Ciudad Museo de Cuba constituye un sitio de obligada estancia para los miles de vacacionistas que cada año transitan por la isla.

El segundo domingo de enero de cada año es celebrado oficialmente la fundación de Trinidad.
EN ESTA VILLA CUBANA DECLARADA POR LA UNESCO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD celebra cada año la edición de la Semana de la Cultura por el 502 aniversario de su fundación por el Adelantado Diego Velázquez.
Con una Sesión Solemne de la Asamblea Municipal del Poder Popular (gobierno) se inicia oficialmente la festividad en la tercera villa fundada por los españoles, que en 2014 cumplió 500 años de creada al centro-sur de Cuba.

La festividad se extiende hasta el día 14, están invitados representantes de las seis primigenias villas cubanas (Baracoa, Santiago de Cuba, Bayamo, Camagüey, Sancti Spíritus y La Habana).

En esta ocasión la más antigua de las celebraciones de su tipo en Cuba está dedicada a la música local, en especial a sus tradiciones trovadorescas y al sobresaliente músico José Julián Jiménez (Lico Jiménez), nacido el 9 de enero de 1823 y fallecido en 1880.

En la Plaza Mayor se efectúan las Galas Nocturnas que se extenderán a otro importante centro trinitario, la Plaza Cultural Romelio Cornelio.

El fallecido Historiador Oficial de Trinidad Carlos Joaquín Zerquera y Fernández de Lara, después de una acuciosa investigación que lo llevó hasta el Archivo General de Indias, España, propuso a la Asamblea Municipal, y fue aprobado, que el segundo domingo de enero de cada año fuera celebrada oficialmente la fundación de Trinidad.

De esta forma se dio solución a diversas hipótesis y demostró la ausencia de documentos para probar que Trinidad fuera fundada el 4 de enero de 1514, como algunos historiadores afirmaban, aunque ratificó que fue la tercera villa fundada por los españoles.

El dinámico crecimiento del turismo en la mayor de Las Antillas, presente en la economía cubana durante los últimos años, está acompañado de la incorporación de nuevas opciones vinculadas con ofertas de sol, playa, cultura, historia y tradiciones.

Apoyada en más de cinco siglos de quehacer en la isla, la industria del ocio aprovecha el interés de los visitantes por conocer los más diversos detalles del país caribeño, con atractivos singulares como el que muestra la ciudad de Trinidad.

Ubicada en la central provincia de Sancti Spiritus, la antaño conocida como Villa de la Santísima Trinidad tuvo su origen hacia el 1514, para colocarse entre las siete primeras villas fundadas por los españoles en el archipiélago cubano.

También llamada la Ciudad Museo de Cuba, tiene el privilegio de ser una de las localidades coloniales del país y califica además entre los conjuntos arquitectónicos más completos y conservados del continente americano.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y ruta obligada hacia la conquista de nuevos territorios, se asentó junto a las márgenes del río Guaurabo, donde los españoles encontraron una población autóctona utilizada como mano de obra, tierras fértiles y excelentes puertos para la preparación de expediciones.

Casonas coloniales, amplias, cómodas y ventiladas, palacios donde el lujo y el derroche hicieron de las suyas para integrarse al arte colonial cubano, convierten a Trinidad en una indiscutible joya urbanística y arquitectónica de antaño.
El signo decorativo característico de las viviendas de la ciudad tiene su base en la ornamentación neoclásica, reflejada en murales, molduras, marcos de madera y en las caprichosas formas que los forjadores del hierro lograron imprimirle, para que se convirtiera en uno de los mayores encantos de la ciudad.

Verdadero tesoro de las más diversas riquezas, la villa extendió sus límites en el siglo XVI, apoyada en la incipiente industria azucarera, para crecer como un núcleo urbano entre rejas de singulares formas, llamativas edificaciones y calles empedradas.

Cuenta la historia que el sitio escogido por el Adelantado Diego Velázquez para la fundación esta donde se localiza actualmente el Parque Martí, con la primera misa a la sombra de un jigüe y a cargo del padre Fray Bartolomé de las Casas.

Hacia el siglo XVII cobran forma en la villa las principales actividades económicas, centradas en la ganadería, el tabaco y comercio de contrabando, para finalmente orientarse en el siglo XVIII hacia la industria azucarera, hasta llegar a ser en 1827 la urbe de mayor cantidad de inmuebles de mampostería y tejas por habitantes de Cuba.

Blanco codiciado por corsarios y piratas, numerosos en los mares que rodeaban a la mayor de Las Antillas, Trinidad acumuló una gloriosa historia de enfrentamientos contra ese flagelo, muy común en la época.

Con todos esos atractivos, a los cuales se añade una infraestructura hotelera de primera línea, la Ciudad Museo de Cuba constituye un sitio de obligada estancia para los miles de vacacionistas que cada año transitan por la isla.

El segundo domingo de enero de cada año es celebrado oficialmente la fundación de Trinidad.
EN ESTA VILLA CUBANA DECLARADA POR LA UNESCO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD celebra cada año la edición de la Semana de la Cultura por el 502 aniversario de su fundación por el Adelantado Diego Velázquez.
Con una Sesión Solemne de la Asamblea Municipal del Poder Popular (gobierno) se inicia oficialmente la festividad en la tercera villa fundada por los españoles, que en 2014 cumplió 500 años de creada al centro-sur de Cuba.

La festividad se extiende hasta el día 14, están invitados representantes de las seis primigenias villas cubanas (Baracoa, Santiago de Cuba, Bayamo, Camagüey, Sancti Spíritus y La Habana).

En esta ocasión la más antigua de las celebraciones de su tipo en Cuba está dedicada a la música local, en especial a sus tradiciones trovadorescas y al sobresaliente músico José Julián Jiménez (Lico Jiménez), nacido el 9 de enero de 1823 y fallecido en 1880.

En la Plaza Mayor se efectúan las Galas Nocturnas que se extenderán a otro importante centro trinitario, la Plaza Cultural Romelio Cornelio.

El fallecido Historiador Oficial de Trinidad Carlos Joaquín Zerquera y Fernández de Lara, después de una acuciosa investigación que lo llevó hasta el Archivo General de Indias, España, propuso a la Asamblea Municipal, y fue aprobado, que el segundo domingo de enero de cada año fuera celebrada oficialmente la fundación de Trinidad.

De esta forma se dio solución a diversas hipótesis y demostró la ausencia de documentos para probar que Trinidad fuera fundada el 4 de enero de 1514, como algunos historiadores afirmaban, aunque ratificó que fue la tercera villa fundada por los españoles.

En el Mausoleo se encuentran los restos del Che Guevara junto a los de otros compañeros guerrilleros, tambien funciona un museo dedicado a su persona con documentos y objetos pertenecientes a el. Ahi se puede acceder a su diario personal, en donde escribio incluso el dia anterior a su muerte. (No se puede sacar fotos dentro del museo).  (Fuente consultada Wikipedia). Por Lilian Susana Russo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: