No seas mi amigo

No seas mi amigo, ni en la vida, ni en las redes, ni en el trabajo. Llega un momento donde debes decir lo que piensas y actuar en consecuencia, no voy a donde no me invitan, ni visito muros para criticar a nadie, mis comentarios son siempre positivos, más allá de cómo me siento. No seas mi amigo si no puedes respetar las diferencias que tenemos, si intentas manipular mi pensamiento o cambiar mis creencias, he recorrido un largo camino como tú lo has hecho; te quiero, pero ignoramos que sucederá en esta sociedad que transita un cambio.

Dame un momento por favor, para rearmarme, es un duro golpe el recibido, o al menos para quienes nos importa la Republica, los que transan no lo admiten, los fanáticos lo niegan, soy realista y estoy frente a la muerte de una doctrina que he abrazado desde muy joven, casi niña, y que me ha dado más dolores que alegría, pero a pesar de ello es mi forma de concebir la vida.

Ideologías, creencias, son cualesquiera validas, ni más ni menos importantes, aprendí por alguien muy amado a aceptar las diferencias. Si no podemos reírnos juntos, si no podemos encontrarnos he intercambiar pensamientos sin gritarnos, sin chicanas, a pesar de la distancia y opiniones, no seas mi amigo. Prefiero la soledad al ninguneo, a que pretendas marcarme por donde debo caminar, ya se lo que no quiero, y no te quiero en mi camino si no podes entender porque escribo esto. Aunque ya dejemos de estar cerca, te guardo para siempre entre mis afectos. Un abrazo. Lilian Susana Russo

Anuncios